Bienvenido

Oh~ pequeño curioso que has sido arrastrado a este basto pero secreto mundo. Sé bienvenido a Madararui world donde los humanos ya no son meros "monos".



¡Conectate!

Registrate te estamos esperando.
Conectarse

Recuperar mi contraseña









Enlaces Rápidos






Ambientación

Pasa el ratón por encima para desplazar la información.














Staff
Click en la imagen para contactar
Últimos temas
» Kaze... mi Kaze (priv. Kaze Byakko)
Miér Mar 15, 2017 5:56 am por Mila Byakko

»  El Paraiso Del Loto (priv. Mila Byakko +18)
Miér Oct 12, 2016 4:52 am por Kaze Byakko

» ❈ Naruto Legends { Afiliación Élite - Cambio de botón }
Lun Jul 06, 2015 11:15 pm por Invitado

» Feudal Inuyasha (Crossover Inuyasha y Tsubasa Chronicles) (Élite) (Cambio de botón)
Vie Mayo 01, 2015 2:20 pm por Invitado

» ¿Primera cita? ¿En serio? {{priv. Kaze}}
Mar Abr 28, 2015 5:18 am por Kaze Byakko

» Cambio de Datos
Vie Abr 17, 2015 10:55 pm por Invitado

» Pets World Afiliación de Élite -Foro yaoi-
Vie Abr 03, 2015 8:55 am por Invitado

» Ouran Academy -Afiliación Élite-
Sáb Mar 28, 2015 11:13 pm por Invitado

» Entre tigres (Priv. Kaze) +18
Lun Mar 09, 2015 4:24 am por Kaze Byakko

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 23 el Lun Dic 15, 2014 5:33 am.















Afiliados Elite

Madararui WorldMadararui WorldMadararui WorldMadararui WorldMadararui WorldMadararui WorldMadararui WorldMadararui WorldMadararui WorldMadararui WorldMadararui WorldMadararui WorldMadararui WorldMadararui WorldMadararui WorldMadararui WorldMadararui WorldMadararui WorldMadararui WorldMadararui WorldMadararui WorldMadararui World













Créditos&Copyright

Licencia de Creative Commons
Madararui World by Haruka is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://submanga.com/Sex_Pistols. Todas las imágenes pertenecen a los respectivos artistas en zerochan u otras páginas, las tablillas y códigos html pertenecen a sus creadores en oursourcecode, sin embargo las ediciones y los respectivos botones, pertenecen por completo a la administración, cualquier copia parcial o total de Madararui World queda estrictamente prohibido. .

La ultima oportunidad de Amar

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La ultima oportunidad de Amar

Mensaje por Yuujiro el Dom Oct 06, 2013 11:24 pm

Capitulo 1: Mirando al cielo y buscando


La lluvia caía muy fuerte como era de costumbre en el tiempo de invierno, un hombre de aproximadamente 25 años esta en su casa, mirando como esta lluvia mojaba su ventana, mira unas fotos que estaban en un álbum de fotografías, fotos de su niñez, su adolescencia, graduación y en casi todas ellas estaba esa chica linda de ojos verdes y cabello rubio amarillo como el sol, con una sonrisa amigable y muy amable, sus ojos llenos de ilusiones y sueños, toda una vida por delante, acaricia la foto por unos segundos recordando ese momento en cuando se tomaron la foto, se la tomaron un día que decidieron salir a aventurase con unos amigos, salieron hacia otra ciudad tan solo para ir a un parque de diversiones ambulante, las loqueras que podían hacer un grupo de 4 jóvenes recién graduados en medicina, disfrutando ese fin de semana al máximo pues pronto ya no tendrían tiempo para aventurarse al mundo loco de los niños sin riendas ni padres, toda una sensación, toda una aventura, toda una vida de diversión, toda una vida tan solo llenas de recuerdos que fueron una vez y que nunca mas será nuevamente, tan solo ahogados por la lluvia fría y nubes grises.

-Lushia...- Susurro- Jamás nos volveremos a ver, ni en este mundo ni en el otro- Dijo de forma nostálgico, dejo el álbum en la cama de su habitación, busca en uno de los cajones un objeto el cual estaba cubierto por un pañuelo con las iniciales L.E, Lushia Endo, baja las escaleras con mucho cuidado estando en pijama, pues ya era mas de las 10:00 de la noche, todo esta oscuro y aun sigue lloviendo con fuerzas, hay truenos y relámpagos por todo el cielo, parecía que el mundo se estaba acabando, el frío era casi insoportable, pero todo esto parece no importarle pues el dolor que tenia en el corazón era mucho mas grande que todo lo que estaba pasando en ese instante, se para en la puerta de la casa toma un cigarrillo y lo enciende, después de fumárselo con tranquilidad y con ojos de tristeza sale de la casa sin ninguna protección contra la lluvia, sale y deja que la lluvia lo moje de cabeza a los pies, solo mira el cielo, ese cielo gris sin estrellas tan solo dominado por la fría nostalgia.

-Mirando al cielo buscando, a una amiga pasado, que se marcho sin aviso, se la llevo el destino, que cortas eran las horas, cuando estaba a mi lado, y ahora se hacen eternas, su corazón se ha dormido, no me digas por favor, que no vuelvo a verte, pues para mi la vida no es vida, si tu no estas junto... junto a mi- Recito la letra de una canción triste, al decir esto simplemente sus lagrimas salieron sin ningún permiso de sus ojos y cae de rodilla- Lushia, sin ti no podré vivir nunca, ya quiero acabar con este sufrimiento, ya no puedo... no... no tengo motivos para seguir... ya no- Dice llorando amargamente y toma el pañuelo que una vez le perteneció a Lushia, lo toma en sus manos estando totalmente empapado, toma el objeto que momentos antes estaba envuelto con el pañuelo y lo mira muy determinado pensando en lo que haría, en ese instante un gran estruendo se escucha en los cielos y un gran rayo lo ilumina, el chico se asusta un poco y ve como una jovencita de 18 años aparentemente se agarra de la reja de su casa que daba hacia la calle, se sostiene por unos segundos y luego solo cae semi inconsciente, Aki al verla deja las cosas en el patio y se acerca a la chica abre la reja y la toma en sus brazos- ¿Hey estas bien?- Le pregunta un tanto asustado y preocupado

-A... a... yuda... me- Logra decir con dificultad antes de quedar totalmente inconsciente

-Hey... Hey- La mueve un poco pero la chica no le responde- Rayos!!!- La toma en sus brazos y la mete en la casa y la acuesta sobre un sillón, se dispone a examinarla aunque primero la observa detenidamente, solo llevaba un zapato de tenis en su pie izquierdo, tenia varios raspones, rasguños que se marcaron perfectamente en su piel blanca que luego empezaron a emanar sangre, tenia unos jeans algo gastados y sucio con barro a parte de mojado por la lluvia, el pantalón solo estaba sostenido en su cintura por un cordón (Trenza) de un zapato y no tenia seña del botón del mismo pantalón y el cierre estaba dañado como si alguien lo hubiese abierto a la fuerza, miro el zapato nuevamente y noto que le faltaba el cordón (Trenza) miro la camisa, de la cual solo le quedaban algunas tiras guindando no tenia botones y estaba ensangrentada por lo visto alguien se la trato de quitar bruscamente pero no pudo por lo que solo le quedaban algunas tiras unida al cuello y una parte a la manga derecha que estaba bastante dañada, miro su abdomen y noto mordidas, rasguños, algunos golpes y moretones, miro su cara y quedo muy asombrado, se parecía mucho a su Lushia solo que sus cabellos eran rojizos y el de su Lushia era rubio, del resto eran casi iguales, a pesar de que la chica tenia la boca rota a consecuencia de un golpe muy fuerte y el lado derecho de su mejilla cerca de su ojo estaba morado, la persona que la golpeo debió ser muy fuerte y cruel con la chica a parte de lujurioso pues también tenia mordidas en el cuello y hombro- Vaya, hay personas que sufren mas que yo- Reflexiono al fin, le quito el zapato y cuando iba por la camisa se dio cuenta de que no tenia pecho- ¿Un chico?- Se pregunto a si mismo, lo miro bien y en efecto era un chico, le quito el resto de la ropa, busco una manta bien gruesa, se la coloco y luego busco el teléfono- Paúl, soy yo, Aki... tengo un problema

-¿Que pasa hermano? ¿Te sientes mal de nuevo?- Le pregunto muy preocupado del otro lado del teléfono

-No, no es nada de eso, un chico se desmayo enfrente de mi casa y lo tengo aquí en la sala inconsciente y maltratado, sospecho lo peor, pero... cof, cof – Tose un poco- Pero no puedo atenderlo bien- Le dice tratando de respirar mejor, al parecer el haberse mojado no lo ayudaba en lo absoluto, sin contar que estuvo llorando casi todo el día sumando los tres cajetines de cigarrillos que se fumo

-Tranquilo iremos para haya entonces, mantenlo caliente y prepara agua tibia mientras llegamos, estaremos allá en unos 20 minutos a mas tardar

-OK- Le contesto y luego se va hacia la cocina a calentar agua

-Era Aki ¿verdad?- Pregunta la esposa de Paul estando desnuda a su lado cubierta tan solo por las sabanas

-Si, tiene un chico muy herido en su casa, iré a ver, acompáñame ¿vale?- Le dice a la vez que le roba un beso en sus labios y se termina de vestir, al cabo de unos minutos llegan a la casa de Aki con los implementos necesarios para curar al chico, tocan el timbre y Aki les abre- No nos tardamos mucho ¿o si?

-No- Le dice de forma serio, tenia sus cabellos mojados pero ya se había cambiado de ropa, tenia una pijama azul rey de seda- Entren esta al frente de la chimenea- Les indica mientras tomaba sus abrigos

-Hola Aki, me alegra que estés bien- Le dice dándole un beso en su mejilla

-Y a mi- Le sonríe un poco y entran todos- Ya hace como 5 minutos que dejo de temblar, su temperatura la tenia a 39,7° C, ya le he dado algo para la temperatura, pulso algo débil pero su corazón aun late así que sigue vivo

-Ok. ¿La respiración como esta?- Pregunta revisando al chico

-Al principio muy acelerada pero ya esta estabilizado, no hay seña de alcohol pero si de droga, suministro oral, no encontré residuos en su nariz, ni ningún piquete en sus brazos- Mientras que Marina solo comienza a analizar la situación- ¿Residuo de semen?- Aki asienta con la cabeza

-Ya tome las muestras, al parecer no lograron hacerle na… Cof, cof… da al chico… cof, cof…- Y en eso le empieza a dar otro ataque de tos, mientras que la chica se le acerca

-¿Estas bien? ¿No te has tomado los medicamentos verdad?- Lo mira un tanto molesta

-Es que... cof, cof... – Toma algo de aire y luego continua- Dure mucho tiempo con la ropa mojada... es todo- Le dice a la vez que Marina lo sienta en uno de los sillones

-No te creo pero no discutiré contigo ahora, estas muy grande para la gracia- Le dice mientras soba su espalda para tranquilizarlo un poco

-Lo mejor que podemos hacer es llevar al chico al hospital, aparentemente esta bien, pero es mejor no confiarse- Concluye Paul después de haber examinado al chico- ¿Lo has visto antes?- Le pregunta a Aki

-No, nunca lo he visto, tampoco tiene ninguna identificación para saber quien es o de donde viene- Le dice mas recuperado

-Nos quedaremos contigo esta noche, así cuidaremos del chico y te cuidaremos a ti también, por lo visto tu tampoco estas muy bien que digamos- Resuelve la chica con una sonrisa

-OK. Como quieran

-Les preparare un té- Les dice entrando a la cocina dejando a un Paul y a un Aki en la sala

-Paúl

-¿Si?

-Ese chico se parece a Lushia-
Le dice mientras miraba al piso

-Si, me di cuenta, ya ha pasado 3 años desde que se fue, ya deberías...- Pero en eso Aki solo se levanta como para no escuchar su sermón nuevamente

-Ayúdenme- Se escucho la voz del chico entre sus sueños y quejándose un poco por el dolor, los chicos se le quedaron viendo a ver si despertaba, el chico abrió sus ojos por unos segundos, no detallo el lugar sino que solo miro a su alrededor pero se sintió tan débil y cansado que volvió a cerrar sus ojos

-Lushia- Susurro Aki y en eso le dio otro ataque de tos pero mas fuerte lo cual lo hizo caer
del dolor en el pecho mientras su amigo lo sujetaba


Nota: :
La canción que recita Aki es de Monica Naranjo "Oyeme"

Espero que les haya gustado este primer capitulo, el próximo sera

Capitulo 2: Recuerdo

¿Quien es Lushia?
avatar
Yuujiro

¿posición sexual? : Uke
Semilla : Ligera
Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 28/09/2013
Edad : 21

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La ultima oportunidad de Amar

Mensaje por Yuujiro el Dom Oct 13, 2013 9:01 pm


Capitulo 2: Recuerdos


Después de haber descansado por mas de 5 horas despierta de su sueño y se encuentra acostado en su cama, solo mira a su alrededor por unos segundos y después solo se sienta sobre la cama mira la hora y escucha ruidos en la sala que después se desplaza a la cocina, recuerda lo de la noche anterior esperando que solo sea un sueño ¿y como explicar el ruido?, simple, un ladrón entro a la casa y esta robando, se dijo a si mismo aunque sabia la mera verdad, abre la puerta y sale, al hacerlo Marina se asoma por la puerta de la cocina.

-Hola Aki, buenos días- Le sonríe

-Buenos días- Dice con seriedad

-¿Quieres desayunar? Prepare huevos revueltos y pan tostado

-¿Hiciste café?- La chica solo hace un gesto de mala cara

-Tú sabes muy bien que si, prepare tu vicio tal como te gusta, con canela- Dice con sarcasmo


-Gracias- Toma un sorbo mientras estaba sentado en la mesa- ¿Y Paul?

-Se fue a llevar al chico al hospital, sospecha de que fue atacado por alguien, tal vez confundido por una chica

-¿Violación?

-Y tenias que decir la palabra-
Dice molesta

-Vamos eres medico esta clase de situación te debería ser muy normal

-Se que debería pero aun así no me acostumbro, por eso me gradué de pediatra, a demás tu también eres medico

-Lo fui una vez y ya no

-¿Te refieres a que estas de reposo?

-Me refiero a que no volveré a ejercer

-Pero cobras como medico

-Si, y el presidente del país cobra por serlo y es un completo inútil, ¿Por que yo no?-
Ella solo suspira

-Eso solo indica que estas bien, me voy a casa ¿necesitas algo mas?- Aki solo niega con la cabeza- Bueno te dejo, llamare mas tarde ¿te parece? Adiós cariño- Le da un beso en su mejilla toma sus cosas y se va

-Adiós- Dijo por lo bajo, se fue hacia su habitación y siguió con la rutina del día anterior, ver fotos, videos, cartas todas las cosas que Lushia había dejado para el, recuerdos muy gratos junto a sus dos amigos Paul y Marina eran un cuarteto muy emocionante.


Paul Namba, era el mas ocurrente de todos siempre con sus bromas pero a la hora de una emergencia el mas calmado, luego Marina Hibara, una chica muy cariñosa, alegre siempre pensando en lo que dirán las demás personas ante cada ocurrencia de Paul y era quien mas lo podía controlar, era como la madre de todos siempre cuidándolos, Lushia Endo la mas joven de los cuatro, gentil, amable, cariñosa, sonriente y llena de vida, a menudo era ella quien seguía las cosas locas que Paul proponía como el día que fueron al parque de diversiones, duraron casi 5 horas en carretera tan solo para montarse en la montaña rusa de ese parque y lo peor de todo era que ella convencía a Aki Teijuu de ir a la aventura, ella era extraña pues era tan tímida y a la vez tan suelta, su extraña belleza, cabello rubio y sus ojos verdes aunque algunas veces cambiaban a azules, cuando se enojaba era fácil de volverla a contentar tan solo con un lirio blanco bastaba para verla sonreír y abrazarte con dulzura, pero Aki era el contraste de todos ellos algunas veces se preguntaba ¿Por qué siempre que iban hacia algún lugar lo buscaban y lo convencían? Si era una persona aburrida, dedicado a su profesión, siempre serio, calmado y frío, aunque no negaba que se divertía con ellos y lo disfrutaba, tal como ahora, le gustaba que ellos estuvieran pendiente de el aunque se sentía solo al no tener a Lushia a su lado.


-Lushia, ¿porque no me dejas estar contigo? Ayer debí estar contigo y resulta que ese chico cae desmayado en la entrada de mi casa, estúpida conciencia de medico, debí solo ignorarlo y seguir con lo mío- Dice molesto- ¿A caso no quieres estar conmigo?- Al decir esto escucha el teléfono

-Hola Aki? lamento molestarte, ya le hicimos los estudios al chico ha salido bien de todo solo esperamos que despierte- Dice animado

-Me alegra, ¿y que tiene que ver conmigo?

-Pues…

-Olvídalo

-Tú lo encontraste, a demás no sabemos quien es

-No soy detective ni adivino, no me pertenece y no me quedare con el

-Vamos ¿y que pasó con el tratado de “Es de quien se lo encuentre”?

-Ese tratado se aplica a los objetos no a las personas

-Aplicaste ese tratado con Lushia… hey, hey ¿Aki estas allí?, el muy tranco-
Dice desanimado- Lo peor es que el chico no puede seguir en el hospital porque esta bien a demás hay que pagar su cuenta de hospital TwT

Horas más tarde, una enfermera del hospital entra al consultorio de Paul buscándolo

-Doctor Namba, lo busca el Doctor Teijuu

-¿En serio? O_o- La enfermera le hace un gesto positivo

-¿A que vendría?- Pregunta su esposa un tanto absorta pues había llegado a la oficina de Paul a preguntar por el chico

-Ni idea- Le responde luego entra Aki a la oficina algo serio- Hola ¿te ha pasado algo malo Aki?

-No, solo…- Se queda callado por unos segundos

-¿Solo…que?


-Vengo por el chico- Dice mirando hacia un lado

-¿Escuche bien?- Pregunta una Marina asombrada

-Lo mismo preguntaba

-Ya que es así, se los dejo-
Dijo molesto dándose la vuelta

-No, no para nada- Dice sonriente Paul- Ven- Lo toma de la mano y mira a su esposa- Marina por favor ayúdame

-¿He?…si, si- Dice aun en su asombro

-Antes que nada te digo, el chico esta bien, no quiere hablar, no quiere decir de donde viene ya una psicóloga lo analizo y dijo que haya pasado por algo muy doloroso que no quiere recordar y que lo mas probable es que este relacionada con su familia, pues no ha dicho a donde quiere ir ni a quien llamar

-¿Al menos sabes su nombre amor?- Dice interesada

-No, dice que no colaborara sino dejan que se quede aquí en el hospital y lo den por muerto

-Muy inteligente el chico- Hablo Aki con sarcasmo- ¿Ya buscaron en los archivos de la policía?

-Si, pero nadie han perdido a alguien con su descripción

-Lo mejor seria poner como una información de que se encontró el chico ¿no lo creen hicos?-
Sugiere la medico

-No, es claro que no ira a donde esta su casa

-¿Y si esta mal de la cabeza?-
Mira a su esposo aunque fue Aki quien respondió

-En mi opinión esta muy cuerdo, yo haría exactamente lo que hizo el- Dijo con tranquilidad mientras entraba a la habitación del chico y este solo estaba sentado armando un rompecabezas a una niña, al verlo vio como si fuera la misma Lushia

-Listo, lo termine Mandy- Le sonríe a la niña

-Gracia, mami, mami mira ya esta armado- Va corriendo hacia la cama de su mamá pues ella estaba ingresada igual que el  y ve como la madre sonríe a la niña y voltea a ver al chico y le sonríe y el le devuelve la sonrisa

-Eres bueno- Lo alaga Aki con seriedad al volver a la realidad el no era Lushia solo se parecía a ella, el chico solo baja su mirada sin decir nada- No puedes quedarte aquí, ya estas bien y abarcas espacio en este lugar- El chico levanta la mirada- Por si no sabias, entre mas tarda un paciente alentado ocupando un lugar en el hospital esta acabando con la vida de otro paciente al borde de la muerte- El chico abre sus ojos como dos platos

-Lo siento… no sabia- Se levanta y se coloca unas pantuflas que daba el hospital para los pacientes

-¿A donde vas?

-Me voy de aquí, no quiero que otro muera porque no quiero volver a…-
Calla por unos segundos, ¿podría llamar aquello casa? Si tal vez por ahora- A casa

-¿Y como pagaras la cuenta del hospital?- El chico se detiene, no había pensado en eso- ¿Te acostaras con el dueño del hospital para saldar la cuenta?- El chico se extrémese y se abraza a el mismo

-No, yo… yo haré lo que sea… pero nunca eso, nunca lo haré, nunca, nunca, nunca, nunca- Decía a la vez que sus lagrimas salían de sus ojos y seguía repitiendo lo mismo “nunca”

-Ok, ok, pero ya deja de llorar los hombres no lloran- Dice Aki algo molesto en eso se le acerca la niña de antes

-El es un niño- Defiende al chico mientras miraba a Aki con determinación

-Y ahora te defiende una niña- Dice con burla y el chico solo baja su cabeza

-Prefiero eso a regresar- Al decir esto muestra una seguridad en su mirada cosa que le hace recordar a Aki su gran amor Lushia aunque fue interrumpido por Marina

-Aki, ya deja al pobre chico, ¿nada mas para eso viniste?- Dice molesta

-No, vine a llevármelo y eso hare- El chico solo se asombra y a la vez se asusta

-¿Para que me llevara con usted? ¿Él lo contrato verdad? ¿Lo contrato para buscarme?

-No seas idiota, no me contrato nadie a demás si te quieres quedar por mi bien-
Se da media vuelta para irse

-No necesito de nadie para que me ayude- Le dijo muy molesto mientras dejaba que Aki se marchara

-Y allí va la oportunidad de que Aki hiciera algo por alguien mas =w=- Susurra Paul

-No necesito de nadie, solo de una persona y ya no esta- Dice con cierta nostalgia en su tono de voz

-No te preocupes, todo estará bien, deberías ir a casa si eso quieres- Lo consuela Marina

-No quiero pero supongo que tendré que hacerlo- Mira al piso sin ánimos.

Al día pasa de forma normal el chico sale del hospital ya que Paul y Marina se encargaron de su cuenta, mientras que Aki estaba en su casa, mirando aquellas fotografías recordando las cosas vividas con Lushia, su amiga y novia del pasado.


Nota:

Próximo capitulo "Capitulo 3: ¿Porque no puedo? "

¿Que pasara con ese chico lindo que Aki conoció?
avatar
Yuujiro

¿posición sexual? : Uke
Semilla : Ligera
Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 28/09/2013
Edad : 21

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La ultima oportunidad de Amar

Mensaje por Yuujiro el Miér Oct 23, 2013 12:23 am


Capitulo 3: ¿Porque no puedo?


Había pasado unos días desde ese incidente con el chico, Aki aun seguía con la idea de estar en el otro mundo, pero ¿como? Cada vez que se lo proponía algo salía como no lo había planeado, al parecer el destino no quería llevárselo, ¿pero porque no? No tenia a nadie, quería morirse, su amor y motivo para vivir ya no estaba sobre el mundo de los mortales, ya no le quedaba nada mas, ¿porque dejarlo vivo? ¿Porque llevarse a Lushia? Una chica linda con sentimientos indescriptiblemente hermosos y él, un egocéntrico que no se preocupa por nadie, ¿sus amigos Paul y Marina? Los quería y los apreciaba mucho, pero ellos sin el estarían bien, el no hacia falta, entonces ¿porque quedarse? Preguntas sin respuestas, claro esta. Seguía caminando por la calle ya era casi de noche, pocas luces encendidas, las lluvias seguirían y parecía que llovería nuevamente como los días anteriores empieza a caer una llovizna pequeña pero las pocas personas que estaban en la calle empezaron a desaparecer y buscar refugio.

-Que conveniente- Dice con sarcasmo mientras solo se deja mojar por la lluvia, en eso se escucha una explosión proveniente de un transformador de luz, dejando la zona sin la misma, va al supermercado y esta estaba un poco iluminada gracias a que tenían una pequeña planta eléctrica, compra algo para comer, vino, café en polvo, pan, leche, y otras cosas que necesitaba, en esa compra dura como 30 minutos y empieza a caminar hacia su casa, todo oscuro y mojado, no había nadie en la calle así que solo se limita a caminar bajo la lluvia hasta que escucha como alguien tocia, provenía de un callejón muy oscuro- Pobre- Fue lo único que susurro mientras se detuvo un rato, la persona seguía tosiendo y cada vez se escuchaba peor- Rayos ¿porque a mi?- Se reprocho, pues como todo buen medico no podía dejar a un enfermo sin atender, se acerca a la oscuridad y busca con la mirada a la persona que tocia, seguro le dará un ataque de asma si no se atiende rápido- Hey, ¿estas bien?- Pregunto

-Es… cof, cof, cof… yo…cof, cof, cof- La tos no lo dejaba hablar y casi no respiraba

-Ven te ayudare- Se acerco mas hacia la persona, pudo notar que era un joven vio como estaba sentado en el suelo mojado, el chico estaba algo mojado pues le había caído lluvia y se veía que no estaba bien abrigado, al tocar al chico se dio cuenta que estaba caliente- Tienes fiebre- Susurro, en eso el chico le dio otro ataque de tos y cada vez que trataba de controlarse se escuchaba como su pecho emitía un sonido como un pito- Te llevare a un lugar seguro.

-No… cof, cof, cof, no quiero- Se rehusaba con la poca fuerza que tenía

-Te arrastrare si es posible- Dijo con seriedad y sin ningún tacto tomo al chico al salir a la poca luz que provenia de otro establecimiento con planta eléctrica, lo miro bien sorprendiéndose- Tu de nuevo- El chico subió el rostro y palideció un poco, la tos se le descontrolo sentía como si se le iba a salir el pulmón junto con su garganta, no lo podía creer, ese señor era el tipo que se lo quería llevar el días atrás

-No qui… cof, cof, cof, no quiero Cof, cof- Le repetía mientras trataba de zafarse de el

-A caso quieres morir mocoso?- Dijo sin pensarlo mucho

-Porque no?- Aki dejo de jalarlo y el chico solo se dejo caer en el pavimento terminándose de mojar por la lluvia tosiendo con mas fuerza- Porque no querría morir?- Dijo con un hilo de voz que Aki logro escuchar

-Porque tu también tienes a alguien que no te va a dejar hacerlo- Responde secamente, el chico solo alza la mirada, sintiendo ganas de toser y la reprime un poco “también” esa palabra se le quedo grabada en su mente, no pudo aguantar el no toser así que lo hizo con fuerzas, tosiendo algo de sangre- No seas obstinado, ven conmigo- Lo toma de la mano de nuevo, el chico solo lo sigue.

Ambos caminan por las calles mojados y sin decir nada, el chico solo tocia y Aki lo tenia de la mano de vez en cuando el chico tropezaba y Aki con rapidez lo alzaba del brazo para que no cayera, tal como hace un padre cuando su hijo que esta empezando a caminar tropieza y es levantado de inmediato por su padre para que no caiga y se golpee, después de caminar un rato ambos llegan a la casa de Aki, este entra y deja las cosas a un lado, enciende la chimenea, busca una frazada y enciende las luces por fortuna el transformador que exploto pertenecía a la otra manzana.

-Quédate aquí, buscare algo seco para que te cambies- Subió las escaleras y el chico se dedico a detallar el lugar, se le hacia familiar ese lugar hasta que después de un bue rato lo recordó

-Yo estuve aquí días atrás- Susurro mientras trataba de no toser, mira las fotos del lugar hasta que encontró una que le llamo la atención estaba a punto de agarrarla para mirarla mejor cuando Aki lo asusto

-No toques nada- Dijo con voz seria y hasta sonó molesto, el chico solo asintió con la cabeza- Allá al final del pasillo esta la ducha, hay agua caliente y en los gabinetes de abajo hay toallas y cepillo dental, agarra uno, cuando termines te pones esto y ven para examinarte- El chico solo lo mira, tenia miedo, que tal si mientras se bañaba ese tipo le iba hacer daño?- No te haré nada, no eres de mi gusto- El chico sintió un escalofrío, será que el puede leer la mente? No, eso no es posible- Quieres que me bañe contigo?- Dijo con seriedad y sarcasmo al ver que el chico solo lo miraba

-No- Respondió asustado y se fue al baño, al llegar cerro muy bien con pasador y para estar mas seguro le puso una escoba que estaba en el baño a la puerta, solo si le daba por entrar a ese tipo, se quito la ropa y comenzó a ducharse con agua caliente- Porque estoy aquí? No debí dejarme guiar por ese tipo, que hago?- Estaba asustado que solo le provocaba que tosiera mas, le venían mil y una imagen de lo que le podría pasar en ese lugar con Aki, había logrado escapar de tantas cosas y ahora moriría en manos de un desconocido- Eso es mejor que morir en manos de ese bastardo- Se consoló a si mismo, trato de bañarse con tranquilidad aunque su tos retumbaba por las paredes del baño.

-Menuda conciencia de medico- Se reprochaba a si mismo- Debí ser astronauta o piloto- Definitivamente eso es aspirar mucho, profesor de literatura tal ves eso- Que tonterías digo? Odio a los niños- Rechazo la idea de ser profesor, saco cada implemento que iba a usar para examinar al chico, sobre todo medicinas, tenia que bajarle esa fiebre y controlarle esa tos porque sino no lo dejaría dormir, ese chico sonaba como carcacha descompuesta

-Listo señor… cof, cof, cof- Trataba de ocultar el ruido con la ropa mojada que llevaba en la mano

-Dame eso- Se le acerca y le quita la ropa de mano, lo lleva al cuarto de lavandería que tenia y vuelve- Ahora siéntate para examinarte

-Eres doctor?- Pregunto con cautela

-Si- El chico no pregunto nada mas por alguna razón extraña se sentía un poco mas seguro con el

El chico se dejo examinar, he hizo todo lo que Aki le decía, tomo las medicinas que Aki le dio y cuando lo termino de examinar se acostó en el sofá de la sala, estaba muy cansado y le dolía el pecho aun tocia un poco pero estaba mas calmado, así que cero sus ojos y dejo llevar por el sueño, en cambio Aki también se fue acostar en su habitación a lo contrario del chico no pudo dormir bien, estaba pensando en Lushia, mientras examinaba al chico trataba de convencerse de que no se parecía a ella, pero no, el era como una copia de ella, tímido, callado, frágil sin negar que tenia buena apariencia, cuando sintió sueño cerro sus ojos quedándose dormido


Notas:

Proximo capitulo:

Capitulo 4: Que débil eres

Cual es tu nombre?... tienes apellido?... Debes tener 15 años no?
avatar
Yuujiro

¿posición sexual? : Uke
Semilla : Ligera
Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 28/09/2013
Edad : 21

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La ultima oportunidad de Amar

Mensaje por Yuujiro el Vie Nov 01, 2013 3:05 am

Capitulo 4: Que débil eres

Al despertar el chico se sintió muy descansado, cómodo y caliente hacia días que no dormía así, es mas ni dormía, no podía bajar la guardia, no mientras estaba viviendo en ese infierno que era su hogar, se sintió triste al recordarlo porque tenia que regresar a ese lugar, buscar sus cosas e irse ¿A dónde? Pues no lo sabia, tal vez debajo de un puente, ¿como se mantendría? Pidiendo en las calles, no seria el primero ni el ultimo en hacerlo, después de todo tenia que vivir de algo ¿no? Aunque le diera vergüenza hacerlo, tendría que hacerlo. Se levanta del sofá, acomoda las cobijas, toma su nuevo cepillo de dientes y se asea.

-¿Ahora que hago?- Lo mejor seria irse pero, tenia que agradecer al señor que lo cuido- Debería por lo menos darle las gracias- Se dijo a si mismo, al salir del baño e irse a la sala ve como Aki pasa hacia la cocina, el con cautela lo sigue y ve como Aki estaba sentado en la mesa como si esperara el desayuno- Buenos días- Dice con timidez y Aki lo observa

-Hm- Es todo lo que dice mientras agarra el periódico- ¿Como estas hoy?

-Mejor, gracias por preguntar… etto, yo… quería darle las gracias- Mira hacia un lado un tanto apenado- Gracias por cuidar de mi- Hace una reverencia hacia Aki aunque este solo lo miro de reojo.

-¿Sabes hacer café?


-¿Disculpe?- Pregunto un tanto sorprendido

-¿Si sabes hacer café?

-Si… quiere… ¿quiere que le prepare uno?- Pregunta un tanto curioso mientras trataba de mirarlo pero el periódico se interponía.

-Si, me gusta negro, sin azúcar y con canela, no muy fuerte-
Le indica sin mirarlo

-Como diga- Se sube las mangas del pijama y comienza a buscar los ingredientes, luego solo se queda sin hacer ruido Aki asoma su mirada detrás de periódico

-El café esta a tu derecha arriba en los gabinetes, allí también esta la canela, la azúcar esta a tu izquierda, por si quieres azúcar… - Aki comenzó a indicarle donde tenia todas las cosas de la cocina y el chico buscaba y revisaba todo- Si quieres comer algo solo prepáralo- Le dijo antes de volverse a sumergir en el periódico

-Ok, gracias-
Pero Aki solo emitió un sonido como los buenos días que le había respondido- Vaya, me trata como un esclavo recién comprado- Mira a Aki y este solo miraba el periódico pasaba las paginas y seguía leyendo- Bueno después de lo de anoche supongo que me ha comprado =w=- Continua con su labor de hacer café y de prepararse algo para comer, encontró una harina, huevos y leche, así que hizo panqueques para desayunar y unas extras para Aki, después de unos 30 minutos, estaba el café listo junto a los panqueques- Aquí tiene señor- Le sirvió una taza de café

-Hm- El chico se quedo parado esperando con nerviosismo la opinión de Aki, este solo tomo un sorbo de café y siguió leyendo, pasaron unos minutos que para el chico fue una eternidad- No vas a comer?- Pregunto mientras tomaba otro sorbo de café

-Si… gracias- Se sentó al otro extremo de la mesa y con mucho cuidado y sin hacer ruido comenzó a comer, solo miraba su plato y de vez en cuando miraba a Aki con algo de timidez y a la vez con miedo, se sentía nervioso por estar así sin poder hablar- ¿Porque no dice nada? ¿Me quiero ir, pero a donde?- Mientras comía recordaba lo que había vivido desde niño y hasta hace unos días, todo en ese lugar que llamaba hogar era una tortura, ni siquiera podía comer con tranquilidad ni en paz, porque si hacia un ruido…- Lo siento, lo siento!!!- Se hizo hacia atrás tumbando la silla a su paso mientras se llevaba las manos hacia su cabeza como protegiéndose y se arrodillaba con miedo cerrando sus ojos con fuerza

-¿Que te sucede?- Le pregunto al verlo arrodillado en el suelo, mientras decía “Lo siento”, el chico solo levanto la mirada y vio a Aki frente a el arrodillado a su altura mirándolo con curiosidad y cierta preocupación

-Na… nada- Dejo escapar el aire contenido en sus pulmones señal de alivio- Yo… yo…- Solo salía un hilo de voz y sus lágrimas empezaron a caer, que tonto era, no estaba en su “Casa”

-¿Te molesta que diga Rayos?- Pregunto mientras lo miraba, pues el solo vio los resultados en el periódico acerca del deporte y vio que su equipo de futbol perdió un partido y por eso salió esa exclamación de sus labios mientras pasaba la página bruscamente.

-No… lo siento señor- Le sonrió apenado mientras secaba sus lágrimas y se calmaba un poco, Aki se levanto y se sentó de nuevo en la silla

-Siéntate- Le dijo mientras el tomaba otro sorbo de café, el chico se levanto con algo de cautela y se sentó para seguir desayunando- Te diré mi teoría acerca de ti- El chico lo mira un tanto nervioso- Eres un chico maltratado por alguien en tu casa- Lo mira a los ojos y el chico abría mas los ojos- Tal vez es un tío- El chico solo se quedo inmóvil- ¿Un hermano mayor?- Lo sigue mirando a los ojos- Puede ser tu padrastro… o tu padre- Vio como el chico palideció al escucharlo lo que le indico a Aki que había dado en el clavo- A causa de tu padre y sus maltratos no quieres regresar a tu casa, pero no tienes a donde ir y no quieres regresar tampoco- Lo mira profundamente con sus ojos color miel, el chico solo comenzó a llorar mientras que su tos se hacia presente también

-Cof, cof, cof- Trataba de esconder su tos entre sus manos, Aki lo veía como un niño sin casa ni padres que lloraba frente a el, parecía un niño desamparado, frágil, y tierno, era como un cachorrito que se encuentra en la calle mojado, con hambre y sin un techo donde vivir pero que al mirarlo provocaba adoptarlo y hacerlo feliz, ese chico se parecía mucho a su querida Lushia, pues ella al llorar parecía una niña perdida igual que ese chico

-Deja de llorar los hombres no lloran- A pesar de decirlo con seriedad en lo profundo, muy profundo de el se sentía conmovido- Mejor termina de desayunar para luego revisarte y ver como estas- Se termino de tomar el café y salió hacia la sala- Tomate tu tiempo- Dijo antes de salir, dio unos pasos hacia su estudio que estaba en la parte de abajo cerca de la sala cuando reacciono- No puede ser, ¿Me estoy volviendo blando?- Se reprocho.

El nunca era así, por alguna razón era medico cirujano y su especialidad eran las emergencias, pues podía permanecer en absoluta calma ante una gran emergencia de vida o muerte, siempre seguro, siempre listo, calculador y sin fallos, arriesgado y decidido, si tenia que hacer algo para salvar la vida de alguien lo hacia, por mucho que le doliera en el corazón hacerlo, aprendió a eliminar sus emociones, a no sentir nada ante nadie, pues como podría ser un buen doctor si le daba lastima limpiar una herida por miedo a que le duele al paciente. Pues no, no podía y por eso se volvió así, frio sin sentimientos, los únicos sentimientos que tuvo fue cuando estuvo con Lushia y el día en que ella murió su corazón y sentimientos también lo hizo, ahora ¿porque le conmovió ver llorar a ese niño que tenia en su casa? No lo sabía

-Que débil eres- Se dijo a si mismo en voz alta

-Lo se- Bajo su cabeza

-Ven- En verdad no se lo decía al chico, ese comentario era para el, pero su orgullo era grande así que no le explicaría eso a un desconocido, tomo una planilla y comenzó a escribir cada observación acerca del chico, después de casi 1 hora termino de examinarlo- ¿Cual es tu nombre?- El chico solo lo miro por unos segundos dudando

-Gen… Gennai- Dijo suave- Seguro que no me creyó y querrá que le diga todo de mi- Se dijo asustado

-Gennai- Escribió- ¿Tienes apellido?- Dijo con tranquilidad

-Soma- Dijo sin pensarlo mucho

-Debes tener 15 años ¿no?- Lo miro

-17- Pronto cumpliría los 18

-No parece, aunque se que no me mientes- Anota un par de cosas y guarda la planilla, el chico solo mira a su alrededor tratando de encontrar algo hasta que ve un libro que le llamo la atención pues se trataba de un libro de cuentos bastante grueso

-“Mi ángel Guardián”- Susurro sin despegar los ojos del libro, Aki alzo la mirada y noto como el chico miraba con interés el libro, Aki se levanta toma el libro y se lo coloca al frente

-Léelo si quieres- Sale del estudio y lo deja solo, el chico abre el libro y comienza a leerlo

-“Cada niño que viene al mundo para nacer y se le otorga un ángel guardián, cuando el niño crece y se hace auto independiente este ángel es olvidado, por eso el ángel es relevado y lo envían a cuidar a otro niño que esta a punto de nacer, pero aunque el niño crezca y se olvida de su ángel siempre se le enviara a alguien para que lo cuide y proteja de todo”.
avatar
Yuujiro

¿posición sexual? : Uke
Semilla : Ligera
Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 28/09/2013
Edad : 21

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La ultima oportunidad de Amar

Mensaje por Yuujiro el Sáb Nov 09, 2013 11:54 pm


Capitulo 5: Se le llama amistad


Gennai se entretuvo un buen rato leyendo el libro le parecía fascinante las cosas escritas allí, pues hablaban de los ángeles, las personas buenas, cosas maravillosas, era como entrar a un mundo desconocido con criaturas increíbles que están dispuestas a ayudarte y cuidarte siempre, hablaba de hadas, criaturas místicas, criaturas poderosas y débiles, invisibles y visibles, criaturas grandes, criaturas pequeñas y cada una de las descripciones de esas criaturas tenia escrita al final una pequeña anécdota, al leer los primeros 3 capítulos se dio cuenta de la hora, ya era casi hora de almorzar y seguro que el “señor” tendría hambre así que salió del estudio dejando el libro en su lugar y salió hacia la cocina a preparar algo.

-¿Y ahora que estará haciendo ese niño?- Se pregunto Aki al escuchar ruido en la cocina, se asomo y vio como el chico cocinaba con el delantal puesto, se veía alegre iba y venia por toda la cocina usando las 4 hornillas para cocinar, solo se le quedo mirando unos minutos y luego se fue a la sala a ver Tv mientras pensaba un poco- Ese chico- Susurro, si no fuera porque lo vio y examino bien su cuerpo creería que era mujer, sabe hacer un buen café, y sabe hacer desayunos saludables y ahora esta haciendo el almuerzo que no huele nada mal, y por la forma que se desplaza en la cocina seguro que no es la primera vez que cocina, de hecho lo hace muy seguido por la forma que usa el cuchillo.

-Señor- Lo llamo con cautela y Aki salió de su trance sin saber cuanto tiempo duro así.

-No me digas señor, no soy viejo, dime Aki.

-Señor Aki-
Dijo con cautela.

-Solo Aki- El chico asintió con la cabeza.

-¿Quiere almorzar?- Pregunto con dudas, Aki se levanto y fue a la cocina, el chico lo siguió y le sirvió el almuerzo, no era la gran cosa pues no había mucho que cocinar, solo arroz, ensalada y pollo a la plancha con sopa de papas y fideos, el chico solo se quedo mirando a Aki, como si esperase ordenes.

-Puedes almorzar- Le indico Aki con seriedad mientras comía, el chico se sentó de nuevo al otro extremo de donde estaba Aki con su vista en el plato, Aki miro al chico, el solo se limitaba a comer con timidez, noto que el chico solo se había servido un poco de cada cosa pero que todo el pollo se lo había dejado a el- ¿Pero que clases de personas había domesticado a ese niño?- Se preguntaba, pues eso parecía el chico, parecía un carrocho domesticado- ¡Hey!- Noto como el chico se sobre exalto en la silla y levantaba la mirada con cautela- Toma, no me gusta mucho el pollo- Se levanto y le coloco dos pedazo de pollo en el plato del chico y luego se sentó en su lugar para terminar de comer- Dime, ¿con quien has estado viviendo todo estos años?

-Yo…-
Hizo un silencio sepulcral, no quería decirle nada al señor Aki, pues ¿como reaccionaria? Si le dijese la verdad lo obligaría a ir con la policía y si eso sucedía entonces se la vería muy mal con “ese” tipo, con ese que casi lo mata, pero no quería mentirle ni ocultarle nada- Yo…

-Cuéntamelo cuando quieras- Terminó de comer y coloco los platos en el fregadero para lavarlos.

-Déjelos allí… yo… yo los lavo- Dijo con timidez.

-Como digas- Dejo los platos y se fue hacia su habitación, esa era su rutina, siempre comía y se iba a su habitación, a su mundo fuera de la realidad donde solo existía el y Lushia, pero al llegar a la habitación esa rutina se agrieto, ya en los pensamientos no estaba Lushia sola, sino que también estaba ese niño, que en vez de un cachorro lo relacionaba con un gatito perdido dentro de una caja en un día de lluvia.

Las horas pasan de forma algo lenta Gennai lavo los platos y los coloco donde los encontró, se tomo las medicinas que le había indicado Aki y se quedo en la sala, estaba algo empolvada así que busco un plumero y comenzó a quitarle el polvo a los recuerdos de cerámica y a los cuadros, en eso encontró el porta retrato donde estaba la foto de esa chica que le llamo la atención en la mañana, la chica era rubia y de ojos verdes, se quedo observando la foto por largo rato, le parecía una chica muy bonita, alegre, tierna, optimista y con esa sonrisa era capaz de clarecer un día lluvioso, estaba a punto de tomar la foto y verla con mas detalle pero el sonido de la puerta de la entrada lo asusto de hacerlo y retrocedió, Aki sale de su habitación y ve como el chico estaba quitando el polvo de un cuadro, abrió la puerta y allí estaba ellos.

-Hola hermano ¿que tal andas? ¿Ya comiste?- Pregunto Paul entrando directo a la sala y encontrándose con Gennai sosteniendo un plumero- ¿Tu?- Lo miro sorprendido.

-Hola Aki- entro Marina y le da un beso en su mejilla en forma de saludo y luego entra, Aki solo se hizo a un lado- ¿Que hace el aquí?- Pregunto mirando al chico, este al sentir las miradas sobre el solo bajo su cabeza en señal de vergüenza ya que fueron ellos los que pagaron su hospitalización.

-¿Que tiene de malo que este aquí? Me ayuda con la casa- Respondió Aki secamente sentándose en el sofá.

-Ya veo- Miro a su esposo y este le devolvió la mirada también ambos hicieron un gesto positivo y sonrieron en complicidad- Aki, ya que estamos todos aquí ¿por que no tomamos un te con panecillos?- Sonrió mostrando unos ojitos de borreguito tierno.

-No hay panecillos.

-No te preocupes-
Saca su billetera y le da dinero a su esposa- Amor, ve y compra unos cuantos ¿vale?- Le sonrió.

-Gracias vida mía- Aki al escucharlos solo rodo los ojos en señal de molestia a tanta cursilería- Hey chico, ¿por que no me acompañas?- Le sonrió mientras lo agarraba del brazo.

-Yo… etto- Decía entre cortado sin saber que hacer.

-¿Lo sacaras a la calle en pijama?- Marina miro al chico con detalle.

-Amor dame tu camisa- Paul la miró un tanto sorprendido pero le hace caso y se quita la camisa y afortunadamente llevaba otra por debajo de esta ya que ese era su estilo de vestirse, ella busco en su bolso y encontró una gorra beisbolera que usaba para la consulta de los niños y se la coloco a Gennai, le quito el plumero que el tenia en la mano ya que estaba sacudiendo el polvo y lo detallo mas- Si fuera unos años mas joven te raptaría para mi sola- Dijo con emoción.

-¡¡¡Paul: Oye!!!- Se escucho la voz de Paul con recelos, luego se reincorporo- Ve por los panecillos, anda, anda- La apresuro, Marina toma el brazo de Gennai y lo arrastro hacia la salida mientras que en la mente de ella y de Paul sonaban estas palabras “Plan sácale lo que puedas en marcha”, una vez que Paul y Aki estuvieron solos empezó la platica- Y bien mi querido amigo, ¿desde cuando esta ese niño aquí? No me digas que has cambiado de papel- Pregunta con curiosidad.

-Sabia que me preguntarías eso- Suspiro con fastidio- No cambie de papeles, a mi solo me gusta Lushia y ese niño esta aquí desde ayer, ¿alguna otra pregunta?- Dijo con algo de enojo.

-Vamos no te pongas así, te pondrás viejo antes de tiempo, solo me sorprende que estés con ese chico es todo- Agarro el control de la Tv, lo encendió y comenzó a buscar en los canales, ya Aki estaba enojado, eso quería decir que no contestaría mas preguntas, en pocas palabras Game Over.

-Ese chico ha vivido en un infierno- Dijo si pensar, Paul dejo de busca en los canales y se sentó en el sofá mirando con curiosidad a Aki.

-¿Te ha contado algo?- Pregunto con interés, pero mas que todo con interés medico y no tanto por interés personal

-No me ha contado nada, solo lo he observado- Se sentó en uno de los brazos del sofá agarro el control de la mano de Paul y comenzó el a buscar en los canales mientras seguía- El tiene miedo de volver a su casa, también miedo a hacer algo mal, vive con el corazón en la mano y no exagero- Comenta con tranquilidad pensando cada palabra que decía y así le contó lo sucedido en esos últimos dos días con el chico. Mientras tanto Marina seguía caminando con Gennai.

-Y dime, ¿como llegaste a casa de Aki? O mas bien dicho, ¿como hiciste para que te dejara quedarte a allí con el?- Lo mira con curiosidad pues la verdad ella no se lo explicaba, a parte de ella y su esposo nadie visitaba a Aki, una vez lo intento una enfermera y termino llorando en la puerta de la casa de Aki, cuando le preguntaron a Aki que le había dicho a la chica este solo dijo “Nada que no pudiese decir” y nunca supieron que le dijo a la chica.

-El solo me encontró cuando yo no quería ser encontrado- Solo dijo eso, no dio detalles y Marina no quiso preguntarle nada mas, al menos no por ahora. Ambos entraron al supermercado, él empujaba el carro de las compras y varias chicas lo miraban- Seguro es porque ando vestido medio raro- Se dijo así mismo, el trataba de ignorar las miradas de las chicas pero era imposible y no le podía decir nada a Marina porque estaba peleando literalmente con una señora, ambas discutían sobre que dulces le podía dar de comer a un niño.

-¿Como se le ocurre contradecirme?, soy pediatra, lo mas lógico es que yo sepa mas como alimentar a un niño que ella- Decía entre dientes mientras se acercaba a Gennai, este al verla respiro mas aliviado- ¿Que sucede?- Le pareció extraño verlo nervioso y aliviado.

-¿Ya nos podemos ir?- Le dice mientras agarraba las verduras de la mano de ella y la colocaba en el carro, la chica camino junto a el y se dio cuenta de las miradas de las demás chicas y escucho lo que decían, luego de cancelar la cuenta salieron caminaron unos minutos y un heladero paso, ella compro dos helados y se sentaron en la plaza que estaba allí, en frente de una fuente con luces de colores- ¿No cree que deberíamos ir a casa? Su esposo debe de estar preocupado porque no hemos llegado- Dice un tanto preocupado por la hora.

-¿Ves ese reloj?-Pregunto a la vez que señala un reloj cerca de la fuente, el chico asienta con la cabeza- Ese reloj, lo hemos dañado Lushia y yo- Dice triunfante mientras comía su helado.

-¿Por que? Se supone que no hay que dañar las propiedades públicas.

-Lo hicimos para no tenernos que preocuparnos por el tiempo, ambas congelamos el tiempo en este banco, y no quiero que se descongele nunca-
A pesar de decirlo con tranquilidad se le nota la nostalgia en sus palabras.

-Aun así, no creo que debieron haber hecho eso- Mira el reloj y sigue con su helado- A eso se le llama vandalismo

-Se le llama amistad-
Sonríe un poco, mientras que Gennai la mira sin comprender mucho.


Nota:

Capitulo 6: Ángel Guardián

Aki sueña con Lushia y ella le dice lo que tiene que hacer pero Aki no es el único que sueña Gennai también pero ese es mas que todo un mal recuerdo
avatar
Yuujiro

¿posición sexual? : Uke
Semilla : Ligera
Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 28/09/2013
Edad : 21

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La ultima oportunidad de Amar

Mensaje por Yuujiro el Dom Nov 17, 2013 12:15 am


Capitulo 6: Ángel Guardián



-Aun así, no creo que debieron haber hecho eso, a eso se le llama vandalismo- Comento Gennai.

-Se le llama amistad- Comento Marina con tranquilidad.

-No entiendo- La mira incomprensiblemente.

-Lushia y yo, éramos muy buenas amigas, nos conocimos a principio de carrera, ambas estudiábamos medicina, yo por pediatría y ella por psicología infantil, como ambas carreras son similares la mayoría de las materias la veíamos juntas, luego en el siguiente semestre conocimos a Paúl que ahora es mi esposo, y el arrastro a Aki, casi no interactuábamos con ellos porque veíamos muy pocas materias juntos pero siempre que se había de hacer trabajos estábamos juntos, éramos el cuarteto perfecto- Sonríe al recordar esos días- Lushia, era la mas pequeña del grupo, muy tierna y enérgica, mientras que Aki… bueno, era Aki, no ha cambiado mucho a decir verdad, Paul siempre ha sido y será el mono bromista y yo, la chica que controla al mono- Rio por eso mientras que Gennai solo sonríe un poco mientras la escucha atentamente y come su helado sin interrumpir- Lushia siempre decía que Paúl era el papá, yo la mamá y Aki, el chico que se quiere llevar a la hija de ambos padres- Su sonrisa ahora no era de gracia sino de nostalgia.

-Y… ¿y que paso?

-Lushia murió, y ya no somos una familia disparatada- Gennai trago grueso al escuchar eso, sintió un nudo en la garganta, sabia muy bien como se sentía eso.

-Se como se siente- Dijo por lo bajo.

-¿También perdiste a alguien muy querido?- Lo mira de reojo.

-A mi mamá, hace como 5 meses atrás, la extraño mucho ya no es lo mismo sin ella- De sus ojos verdes aceituna salieron ciertas lagrimas.

-Ven- Lo abrazo maternamente mientras que el chico lloraba, empezó a sollozar para luego terminar llorando a cantaros y a desahogarse- Tranquilo, llora todo lo que quieras- Le decía con ternura y aunque ella también derramaba unas lagrimas no le importo abrazar al chico mientras todos la miraban.

-¿Ya me puedo levantar?- Pregunto un molesto Aki.

-Si, pero hazlo con cuidado para que no se caiga- Aki se levanto con cuidado teniendo a su espalda al chico completamente dormido mientras que Paúl verificaba que el chico no se cayera de la espalda de Aki.

-Listo- Sonrió Marina al estar Aki levantado con Gennai en su espalda, ella acomoda la gorra de Gennai, luego toma las compras y los 4 se dirigen a la casa de Aki.

-Si que es tarde- Paúl mira hacia el cielo ya estaba apareciendo las primeras estrellas.

-Al menos mañana no trabajaremos- Mira a Aki- Siento que tengas que hacer esto- Se disculpa la única chica del grupo.

-Debieron llegar a casa antes- Amonesto Aki de forma seria.

-¿Es que pesa mucho?- Paúl comenzó a revisar el chico.

-No, este niño esta mas mal de lo que pensaba, ni siquiera pesa lo que debiera de pesar- Llegan a la casa de Aki, Marina acomoda una de las habitaciones de huéspedes y luego dejan al chico allí durmiendo mientras que todos bajan a la cocina para comer algo ligero.

-Me dijo que su madre había muerto hace 5 meses más o menos.

-Eso explica porque el fallo de peso, supongo que era muy apegado a su madre- comenta Paúl algo pensativo.

-Los niños varones siempre son apegados a sus madres-Menciona Aki con tranquilidad.

-Menos tu ¿verdad?- Aki solo ignoro ese comentario de Marina- Por cierto ¿como esta tu mamá?

-Supongo que bien, no me han llamado para decirme que haya muerto.

-Me sorprende tu preocupación por ella- Bromea Paúl nada sorprendido por el comentario de su amigo.

-Ya sabes como es ella, solo me molesta por eso esta sola.

-¿No te preocupa de que este sola?- Aki solo niega con la cabeza ante la pregunta de Marina- ¿Y porque no buscas a alguien que este con ella y la atienda?

-Porque me la pasaría preocupado por esa persona, ella es mejor que viva sola, si fuera tan buena todo el mundo la estuviera cuidando.

-Hasta tu ¿verdad?- Pregunto curioso Paúl.

-No

-Por lo visto aunque tu madre fuera un ángel tú no la querrías-
Continuo Paúl con sus bromas.

-Te equivocas, me gusta tal cual como ella es

-¿En serio?-
Pregunto Paúl sorprendido pues hasta ahora nadie le había caído bien a Aki y pensaba que su madre era una de la lista.

-Si, pues mantiene a los cobradores alejados.

-¿Y a eso se le llama querer?-
Lo mira sorprendida Marina quien estuvo atenta a toda la conversación.

-Para mi si- Paúl y Marina solo se encogieron de hombros

-Sera mejor irnos ya es de noche, mañana vendremos a ve como sigue el chico ¿te parece?- Informo la chica.

-Aunque les diga que no seguirán viniendo ¿verdad?

-¡Claro!, desde cuando tu nos das ordenes chaval-
Marina se despidió de Aki, luego la pareja de esposos se fueron hacia su casa dejando a Aki solo con un Gennai dormido, esa conversación sobre la madre de Aki lo había dejado pensativo por un rato.

-Madre- Susurro Aki en el silencio de su habitación.

-Aki… Aki- Escuchaba su nombre en un susurro al abrir los ojos vio a Lushia vestida de blanco la cual lo miraba con una sonrisa.

-Lushia- La miro sorprendido- Estoy soñando ¿cierto?- Ella solo sonrió y asintió con la cabeza.

-Siento aparecer así en tus sueños.

-Mientras no despierte estoy bien-
Dijo con serenidad y anhelo.

-Lo siento, pero todos los sueños tienen un fin, el tuyo solo comienza.

-¿A que te refieres?-
Luego se acordó- ¡Gennai!

-Si, Gennai- Sonrió, tanto ella como Aki estaban flotando entre las nubes del cielo- Tienes que ayudarlo Aki, muéstrale lo que no me pudiste mostrar a mi y que siempre supe que tenias.

-No quiero, tu eres la única para mi, solo a ti te mostraría como soy y a nadie mas-
Sentencio.

-El necesita lo que tu escondes, hazlo por mi, por favor- Lo miro con ojos suplicantes y una sonrisa tierna.

-Yo...- En eso escucho el grito de Gennai lo cual lo obligo a despertar y salió corriendo hacia la habitación de el llevándose en el camino un porrón con una planta, abrió la habitación y lo encontró gritando con todas sus fuerzas mientras se movía como si quisiera quitarse a alguien de encima, encendió la luz y lo agarro de las manos antes de que le propinara un golpe- Hey, despierta, ¡¡¡despierta!!!- Trataba de despertarlo.

-No, ¡¡¡NO!!! ¡¡¡SUELTEME NO QUIERO!!!- Gritaba a todo pulmón mientras lloraba y trataba de soltarse de Aki.

-Despierta Gennai… soy Aki- Tomo ambos brazos del chico y se rodeo con ellos para dejarlos detrás de el y así abrazarlo- Despierta- Le susurro en eso el chico despertó asustado pero al verse rodeado por los fuertes brazos de Aki y a salvo se calmo- Todo fue una pesadilla- Al escucharlo el chico comenzó a llorar.

-Lo siento- Se dejo caer en el pecho de Aki, cosa que a el le molesto pues no le gustaba esas clases de cercanía pero al escuchar como lloraba el chico en su pecho le hizo recordar como Lushia lloraba de la misma forma sobre el.

-Tranquilo- Lo abrazo y acaricio la cabeza dándole consuelo, luego de unos minutos se separo de el- ¿Te encuentras mejor?

-Sí-
Se limpio los ojos.

-Solo fue una pesadilla.

-Fue más que eso.

-¿Un recuerdo?

-Sí.

-¿Me cuentas?-
Noto como el chico lo miro como pensativo luego solo negó con la cabeza- Esta bien, solo descansa- Miro el reloj de pared la cual apuntaba las 12:13 de la media noche.

-No quiero dormir- Dijo tímidamente.

-¿Harás vigilia?- Pregunto con sarcasmo- El chico asintió- Vaya niño me vine a encontrar- Vi como el chico inclinaba mas la cabeza como un culpable de robo.

-Lo siento-
Susurro.

-Ve a la cocina y prepárate un vaso de leche tibia, luego busca un libro y lo lees hasta que te de sueño, eso es bueno para que no tengas pesadillas- El chico se levanto con cuidado y Aki iba a hacer lo mismo pero al colocar el pie en el piso sintió un dolor que lo hizo sentar de nuevo en la cama al mirar su pie se dio cuenta de que estaba algo hinchado y un tenue color verde se dejaba ver en el pie.

-Seguro es por mi culpa que usted se hizo daño, yo… yo lo curare- Se fue de la habitación y Aki solo se levanto y como pudo se fue para su propia habitación al cabo de unos minutos el chico entra a la habitación donde hacia rato había estado con Aki pero no lo encontró así que se fue a la habitación de el, toco la puerta y allí lo encontró sentado en la cama- Señor.

-Te he dicho que me llames por mi nombre- El chico inclino su cabeza en forma de disculpa- ¿Sabes como curar un edema?- Noto como Gennai lo mira con ciertas dudas- Me refiero a la hinchazón, sabes como tratarla ¿o no?- Dijo con impaciencia.

-Si- Aki le hace un ademan para que entrara a la habitación y este lo hizo.

-A ver, dame tu diagnostico- Lo miro con cierto aire de reto, el chico con cierta timidez lo mira y al verlo a los ojos se ruborizo un poco luego se sentó en el piso y tomo el pie de Aki con mucho cuidado, como si fuera de cristal.

-No tiene ningún hueso roto- Mira con determinación y con cuidado empezó a presionar cerca de donde se veía verde- Tampoco tiene desviación- Mira a Aki y este lo miraba atentamente lo cual supuso que estaba en lo correcto, volvió la mirada al pie y comenzó a presionar con cierta fuerza hasta que vio un imperceptible mueca de dolor en el rostro de Aki- Con un masaje estará bien- Sonrió.

El pequeño tomo el botiquín de primeros auxilio, busco una crema mentolada y se la unto en la mano, comenzó dándole pequeños masajes, como si estuviera sondeando el lugar, luego comenzó a presionar sobre ciertos puntos en el pie de Aki al cual le causaba un gran dolor, Aki a pesar de todo no grito, ni se quejo pero si hacia varias muecas de dolor casi imperceptible las cuales terminaron cuando el chico termino y le coloco una venda en el pie, fue entonces que Aki dejo escapar el aire retenido en sus pulmones.

-Estaré bien- El chico guardo todo y miro a Aki por ultima vez, este se acomodo en la cama para descansar.

-Buenas noches- Iba a decirle algo mas pero prefirió callar y salir de la habitación apagando la luz tras de el.

-“Mi Ángel Guardián”- Susurro al despertar al día siguiente y ver al chico sentado en una silla cerca de su cama y con el libro en su pecho durmiendo profundamente.


Nota: :
Gennai se vuelve el amo de llaves de Aki, ya que se ocupa de todas las cosas de la casa
pero un día se encuentra a una chica y a su chofer.

???:... ¿Como te ha ido en casa de tu tía?- Le sonrió con mucha emoción

-Mi tía?-

Siguiente capitulo: Amiga  
avatar
Yuujiro

¿posición sexual? : Uke
Semilla : Ligera
Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 28/09/2013
Edad : 21

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La ultima oportunidad de Amar

Mensaje por Yuujiro el Mar Dic 10, 2013 4:07 am

Capitulo 7: Amiga


Aki al ver al chico durmiendo se dio cuenta de que hizo lo que le sugirió, cerca de el estaba un vaso con un poco de liquido blanco que supuso que era leche y el libro en su pecho “Mi Ángel Guardián” leyó en voz baja, estaba a punto de levantarse de la cama cuando el chico despierta.

-Buenos días, ¿se encuentra mejor?- Pregunto mientras se frotaba un ojo, Aki solo asintió con la cabeza- Me alegra- Sonrió- Iré a preparar el desayuno, se lo traeré- Se ofreció.

-No estoy invalido- Contesto cortante.

-Lo siento- Bajo su cabeza.

-Hazme el desayuno- Le ordeno.

-Si, como diga señ…- Se tapo la boca antes de terminar- Como ordene- Se retiro, Aki solo negó con la cabeza.

-Señor- Susurro para si con un bufido.

El chico estaba haciendo el desayuno cuando Aki baja hacia la cocina para sentarse a esperar, al llegar a su silla nota que estaba el periódico y el café servido, ambos esperándolo, toma un sorbo de café y se pone a leer el periódico hasta que el chico termino de cocinar se iba a sentar cuando escucha el timbre mira a Aki y este le hace un gesto positivo con la cabeza y se fue a abrir, al hacerlo se encontró a Marina y Paúl, luego entraron hacia la cocina.

-¡¡¡Buenos días por la mañana mi querido Aki!!!- Entro Paúl sonriente- Huele a café recién hecho- Se acerca a la jarra de café- ¿Puedo?

-¿Porque pregunta si ya te serviste?- Mira a su esposo desde la puerta y luego saluda a Aki dándole un beso en la mejilla.

-Es para que no me nieguen el café- Sonríe con inocencia

-¿Como lo soportas?- Dice a la vez que se deja besar.

-Sencillo, solo lo ignoro de vez en cuando- Se sentó al lado de Aki mientras que Gennai sonreí por lo sucedido.

De esta forma pasan un par de semanas, Gennai se hacia cargo de todas las cosas en la casa de Aki, mantenía todo ordenado y limpio, preparaba desayuno, almuerzo, cena y meriendas, cosa que le hacia pensar a Aki que ese niño escondía un gran secreto pero no lo obligaría a decirlo al menos que el chico decidiera por si solo contarle, el pie de Aki mejoro cada día con los masajes de Gennai y casi todos los días Paúl y Marina visitaban a los chicos o cuando no podía simplemente llamaban y duraban horas al teléfono, bueno al menos así era cuando hablaban con Gennai, a pesar de todo Aki se sentía bien con la compañía del chico, él se preocupaba por Aki en todo pero nunca le preguntaba nada, al menos no se su vida privada, lo mismo hacia Aki con el chico.

-Disculpe- Hablo Gennai por lo bajo mientras que Aki veía la tv, ya eran 4:30 de la tarde- Iré al supermercado, comprare algunas cosas para la cena- Dijo con timidez.

-En ese gabinete hay dinero, toma lo que necesites- Apunto hacia un pequeño rincón cerca de la puerta donde estaba unos gabinetes de madera.

-Gracias- Se acerco al gabinete encontró el dinero- No me tardo- Vio como Aki asintió con la cabeza y el chico salió.

Se fue al supermercado que estaba a unas calles de la casa de Aki, tomo el carrito y empezó a caminar por todos los pasillos del Súper, compro todas las cosas que necesitaba, y se fue a pagar en la caja, tal como el día que fue a comprar con Marina muchas de las chicas se le quedaban mirando y eso a el le incomodaba un poco, llego con la cajera, pago el total de la cuenta, agarro las bolsas y salió del lugar, al hacerlo vio a una chica de cabellos marrones largo sujetado a una coleta alta, la cual venia con una bolsa de compras.

-¡¡¡Gennai!!!- Se acerco al chico muy emocionada y lo abrazo- ¿Como has estado muchacho?- Le dice muy emocionada pues tenia mucho tiempo sin verlo- ¿Como te ha ido en casa de tu tía?- Le sonrió con mucha emoción.

-¿Mi tía?- Pregunto algo extrañado.

-¿No tienes una verdad?- Miro al chico con algo de seriedad- Ven, quiero hablar contigo- Lo tomo de la mano y se lo llevo casi arrastrando por la calle hasta llegar a una limosina fue allí donde lo metió.

-¿A donde vamos Lady Litacielys?- Pregunto algo fastidiado, la chica solo sonrió, al ver su mueca.

-A donde quieras, esto es un secuestro- Gennai abrió los ojos con asombro y miro a la chica

-Por fin una orden que vale la pena- Sonrió con malicia, cerro el vidrio de separación entre el y su ama dejando a sus dos pasajeros solos, ambos sintieron como el auto aceleraba un poco.

-Se… se supone que eres hija de un comisario de policía- Dijo nervioso.

-¿Y eso que? con mas razón puedo hacer lo que se me venga en gana, mi papi me sacara de apuros- Sonrió angelicalmente- Ahora desembucha pajarito, ¿donde has estado metido todo este tiempo?- Lo miro con tranquilidad mientras se cruzaba de brazos.

Gennai no sabia que hacer, su amiga era muy temperamental con un fuerte carácter, cuando ella decía algo no había nada ni nadie capaz de hacerla cambiar de opinión y se puso peor cuando contrato a ese chofer medio loco el cual la apoya y sigue cada orden que ella le da, algunas veces se preguntaba si el lo hacia porque era su trabajo o lo hacia porque las cosas que hacia su ama eran divertidas, eso era algo que nunca sabría y ahora estaba en manos de ambos, no sabia que decirle si decirle la verdad de lo que ocurrió esa noche, o solo callar, ambas opciones eran pésimas pues la chica no se daría por vencida y buscaría la verdad aunque tuviera que buscar bajo las rocas, la mejor opción era mentir, claro como si ella se fuera a quedar satisfecha con lo que le diría, bueno al menos lo intentaría.

-Huí de casa y me estoy quedando en casa de un amigo- Logro articular después de un rato.

-¿Un amigo? ¿Que amigo? No es por nada Genny pero a parte de mi no tienes mas amigos… al menos no que yo sepa- Sonaba tranquila, muy tranquila para su carácter.

-Etto… uno que conocí hace días… desde que me fui- Bajo su cabeza.

-Eso esta bien, pero ¿no has pensado volver a clases? No avanzaras si lo no lo haces.

-Deje todas mis cosas en…-
¿Podría llamarlo así? tal vez mientras tanto- Casa… tuve que salir de forma rápida, no me dio tiempo de sacar nada, solo la ropa que llevaba ese día.

-Y tu amigo te dio esas ¿no?-
Lo miro finalmente, luego solo lo examino con la vista de arriba abajo- Te ves mas repuesto desde la ultima vez, se ve que has dormido ya no tienes tantas ojeras… aun te falta ganar algo de peso pero tu piel tiene un buen color, es un buen amigo por lo que veo- Se queda callada unos segundos mientras se recuesta en el asiento nuevamente- Gennai, no es por nada pero… ¿a cambio de que ese “amigo” tuyo te esta cuidando?- El chico palideció un poco al escuchar esa pregunta.

-No es lo que tú crees, el señor Aki no es como él, no…

-El señor Aki-
Susurro, luego sonrió- No te pongas mal, si estas con él es porque es buena persona- Lo miro- Tienes un buen ojo para las personas, siempre confiare en tu criterio… el único en quien no confió es el tu padre- Frunció el ceño- Por cierto quiero conocer al señor Aki- Sonrió como si nada.

-Pues… ¿por que no otro día?- Le dijo nervioso, luego miro su reloj- Ya es tarde- Dijo preocupado eran mas de las 6 de la tarde.

-Yo te llevo- Miro por la ventana del auto- Sino quieres te dejo aquí… ¿me pregunto cuanto tardaras en llegar a la casa de tu amigo? O mejor dicho, ¿como serás capaz de llegar? Pues ni yo misma lo podría hacer, Gray es el único que sabe el camino- Dijo con malicia, el chico no tuvo otra opción que dejar que la chica lo llevara a casa.



-Aki, ¿en serio no sabes a donde se fue?- Pregunto Marina mientras estaba en la cocina de Aki preocupada por Gennai, y Paúl se había ido a buscarlo.

-No lo se, solo dijo que compraría lo necesario para la cena- En eso se escucha la puerta de la entrada, Aki contuvo la respiración por unos segundos.

-No lo encontré, una cajera dijo que lo vio salir pero eso fue como a las 5:00 de la tarde más o menos- Aki apretó ligeramente el puño y se levanto con brusquedad.

-¿A donde vas?- Marina miraba a Aki preocupada por su actitud.

-Aun no se- Dijo con seriedad tomo su cartera y abrió la puerta con rapidez quedándose sorprendido.

-Bu… buenas tardes- Dijo sorprendido pues vio los ojos de preocupación en Aki

-¿Donde estabas?

-Yo…

-¿Llego Gennai?-
Salió Paúl detrás de Aki y este se hizo a un lado, luego noto a la chica- Hola buenas tardes- Sonrió con amabilidad.

-Buenas tardes, perdonen que traiga a Gennai tan tarde- Sonrió también con amabilidad ya que Gennai y Aki se quedaron mirando mutuamente.

Los chicos entran a la casa y todos se presentan de forma tranquila, la chica explico la razón por la cual el chico había llegado tarde y pidió perdón por haberlos preocupados, los jóvenes junto a Marina preparan la cena mientras que Paul y Aki miraban la Tv, luego todos cenaron y conversaron amenamente, para Aki todo le era un poco extraño y hasta fastidioso ver tantas personas en su casa y conversando con alegría, aunque a la vez se sentía bien pues recordaba cuando Lushia estaba viva.

-Con sus permisos me tengo que retirar, tomen mi tarjeta- Le dio una tarjeta a cada doctor con sus datos- Nos vemos Gennai, espero verte pronto- Sonrió mientras le daba un beso en su mejilla y este se sonrojo un poco.

-Ven cuando quieras- Respondió Paul.

-No es tu casa- Lo miro con seriedad pues era su casa y el tenia el derecho de decidir quien dejaría entrar o no a ella.

-Es una amiga del niño, ¿no dejaras que lo visite?- Aki solo gruño en desacuerdo con la idea Paúl.

-Puedes venirlo a visitar cuando gustes- Sonrió amablemente Marina a la chica.

-Gracias, y claro que vendré, me interesa el bien estar de Gennai- Hace una reverencia- Vendré de nuevo, adiós- Dio media vuelta y se monto en la limosina, a los pocos segundos esta arranco y se perdió en una esquina.

-Pero que linda novia tienes Gennai- Dijo con malicia dándole unos golpecitos con el codo.

-No… no es mi novia señor Paúl- Se sonrojo.

-Tal vez no ahora- Dijo divertida la esposa de Paúl.

-¿Ya no tiene nada que hacer para que se vayan?- Marina y Paúl solo rieron.



-Gray, guarda la dirección de esa casa- Ordeno con seriedad.

-¿Ellos serán tu nueva pieza de juego?- Sonrió mientras miraba por el espejo retrovisor a su ama.

-Claro, sabes muy bien que todos los relacionados con Gennai son piezas, si solo el confiara mas en mi- Mordió la uña de su dedo pulgar.

-Si confiara en usted no seria divertido por lo tanto yo renunciaría- Miro a la carretera

-Y yo me la pasaría aburrida en casa- Luego sonrió satisfecha- La vida es un misterio que tiene que se resuelto o por lo menos seguirle la pista.

-Usted lo ha dicho
- Rió también.
avatar
Yuujiro

¿posición sexual? : Uke
Semilla : Ligera
Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 28/09/2013
Edad : 21

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La ultima oportunidad de Amar

Mensaje por Yuujiro el Lun Dic 16, 2013 8:08 pm

Capitulo 8: Gatito extraviado

Los días pasan de forma muy normales, nada estaba fuera de lo común, Gennai se mantenía en casa de Aki haciéndole los deberes de la casa mientras que Paúl y Marina los visitaban de vez en cuando para distraerse un poco del trabajo, ya era viernes en la tarde Marina y Gennai salieron al supermercado a hacer unas compras para la casa de ambos.

-Gennai, dime ¿que hacías antes de encontrarte con Aki?, me refiero a que te dedicabas antes de conocerlo- Lo miro con expectativas pues ya tenían como dos meses conociéndose y no sabían mucho del chico, pues Aki a pesar de todo no se preocupaba por saberlo solo se conformaba con tenerlo en casa.

-Pues…- Se quedo callado unos segundos- ¿Que le diré? No quiero mentirle pero tampoco quiero ocultarle le verdad- Pues- Miro hacia el piso de cerámica estando en el supermercado como si allí estuviese la respuesta correcta.

-¿No quieres contarme? Que malo eres, pensé que éramos amigos- Hace puchero de forma infantil, lo cual le provoco una sonrisa al muchacho.

-No es que no quiera… solo es que.

-No quieres hablar de eso ¿verdad?-
El chico asintió con la cabeza- No puedes esconder tu pasado para siempre, uno nunca puede huir de el- Miro hacia al frente pues la fila para cancelar avanzaba.

-Lo se, lo se mas que nadie pero…

-Tienes miedo ¿no?

-Si y mucho-
Contesto en un susurro desanimado, Marina no le volvió a preguntar por lo sucedido ni a insistir mucho en ese tema después de todo por la forma en que lo encontraron daba mucho que pensar, hacen las compras y llegan a casa el resto del día pasa de forma tranquila.

El siguiente fin de semana después del almuerzo a Gennai le toco ir al supermercado solo pues Marina tenia guardia en el hospital y no vendría hasta la noche, al entrar al supermercado como siempre las chicas lo miraban y reían un poco sonrojadas la verdad es que el chico era muy atractivo, un pelirrojo de ojos verdes no era muy común de ver.

La cajera al verlo solo le sonríe de forma amable- Si te sonrojas llamaras mas su atención- Sonrió mientras sacaba la cuenta de sus productos.

-Supongo que tienes razón- Sonrió un poco sonrojado, la chica solo le sonrió y le dio la factura con el monto total de su compra luego el chico cancelo la cantidad y salió del lugar al salir se encontró con un gatito abandonado al cual quería llevárselo a casa pero no podía porque donde estaba quedándose no era su casa- Lo siento minino, si estuviera en mi casa te llevaría conmigo- Acaricio al minino y se quedo pensando un momento- Si estuviera en mi casa- Susurro, aquello no era su casa, su casa ahora es… tampoco tenia respuesta- Supongo que estoy igual que tu, sin una casa- Sonrió con tristeza.

-Tu tienes una casa y lo sabes muy bien- Un escalofrió recorrió el cuerpo del chico, quedo paralizado y con una nudo en la garganta, deseaba con todas sus fuerzas ser invisible, que esa voz solo lo escuchaba en su cabeza y no en la realidad, que su mente le había jugado sucio, levanto la mirada lentamente y con miedo, el tipo lo tomo de la barbilla y se la levanto con rudeza- ¿Pensaste que te escaparías de mi? gatito- Sonrió, el chico abrió los ojos al máximo, su piel palidecía y temblaba su cuerpo- Veo que si- Se relamió los labios con lascivia mientras miraba divertido al chico pelirrojo frente a el- Ahora vendrás conmigo- Le ordeno, el chico se resistió un poco pero el sujeto le mostro un arma que llevaba en la cintura- Matare a esa chica si te resiste- Señalo a la cajera que estaba de espalda a ellos mientras atendía a una anciana- No querrás que muera ¿verdad?- El chico no tuvo mas opción que ir con el hombre.

-Ya es muy tarde, ¿donde se habrá metido ese niño?- Se preguntaba entre molesto y preocupado ya hacia mas de 3 horas que se había ido, busco en su billetera la tarjeta de la amiga de Gennai- Hola- La chica le respondió desde el otro lado del celular- ¿Esta Gennai contigo?... no, hace horas que fue al supermercado y no ha regresado pensé que estaba contigo… esta bien avísame si lo encuentras, yo hare lo mismo.

Litaciely tranco el teléfono algo preocupada mientras hablaba con su chofer- Gray al parecer hay problemas con Genny- Le dijo con seriedad mientras que ambos revisaban algunos datos en una computadora.

-Si es así investiguemos- Sonrió con cierta emoción, ambos salieron del lugar rumbo a casa de Aki.

-No Paúl, no esta con la chica la acabo de llamar… si mejor ven a ayudarme- Colgó el teléfono- Tendré que darle un móvil a ese chico- Se dijo con seriedad mientras fue hacia su habitación se cambio de ropa y luego bajo para ir a buscar al chico al abrir la puerta se encontró con Litaciely- ¿No lo encontraste verdad?

-No-
Aki solo paso por un lado de ella- ¿A donde va?

-Al supermercado.

-Yo lo acompaño-
Salio detrás del rubio, Gray los siguió en el auto, al llegar buscaron por cada pasillo pero no vieron al niño, luego empezaron a preguntar a las cajeras hasta que dieron con la chica que había atendido  a Gennai.

-Si, lo vi hace dos horas mas o menos, el salió con la compra y luego vi como se iba con un sujeto en un auto negro, ¿pasa algo?

-No
- Sonrió la chica de forma tranquila mientras Aki salió del supermercado sin decir nada- ¿y ahora a donde va?- Le pregunto molesta.

-A casa, ¿a donde más iría?

-A buscar a Gennai.

-Escuchaste lo que dijo la chica, se fue con un sujeto, seguro era su padre o que se yo y ahora esta en su casa.

-El no tiene casa, no sabes nada de el ¿verdad?-
Lo reto con la mirada.

-Es solo un niño mimado que me encontré en la calle medio muerto, es todo- Iba a continuar con su caminata cuando Gray se acerca a su ama.

-El lo tiene.

¿¡Que?!-
La piel de la chica palideció al escuchar eso y un gran miedo la comenzó a invadir- ¿Estas seguro?

-Si, lo están exhibiendo como trofeo
- Dijo con seriedad mientras esperaba respuesta de su ama.

-¡Ese bastardo mal nacido!- Golpeo con el puño a la pared de un edificio, demasiado fuerte para ser una chica de aspecto frágil.

-Espero ordenes My lady- Se inclino Gray en total sumisión.

-Señor Aki, si de verdad le importa Gennai será mejor que me ayude- Aki solo lo medito había escuchado la conversación pero no se podía imaginar muy bien en que estaba Gennai, si era bueno buscarlo o no, si estaba bien o no.

-¿En que esta metido ese chico?- Litaciely solo sonrió al escuchar esas palabras.

-Entremos, hay que ganar tiempo- Lita lo invito a entrar en al auto para así contarle todo mientras estaban en camino.
avatar
Yuujiro

¿posición sexual? : Uke
Semilla : Ligera
Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 28/09/2013
Edad : 21

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La ultima oportunidad de Amar

Mensaje por Yuujiro el Vie Dic 20, 2013 2:14 pm

Capitulo 9: No se me permite morir


Mientras que Litaciely le explicaba un poco la situación de Gennai a Aki, el chico estaba tal como Gray había dicho, estaba siendo exhibido como un trofeo en un bar de mala muerte en lo mas profundo del Barrio Sin Ley, pues allí había toda clase de personas pero ninguna eran buenos todos tenían algo que esconder y algo que proteger ese algo que protegían era su vida, y el líder de este barrio era Zakuma un yakuza subordinado de otro mas poderoso y mas cruel aun.

-Vamos chico lindo demuestra lo que tienes- Sonrió Zakuma con malicia mientras entraba a la pequeña habitación cerrada y con una pared de vidrio blindado que daba hacia el publico quienes miraban expectantes al chico y su vestimenta, vestía de una Yukata blanca con adornos en negro y rojo- Vamos no hagas perder la paciencia, recuerda lo que paso la ultima vez, me has hecho perder mucho dinero en este tiempo que no habías aparecido y ahora te toca reponerlo- Lo agarra de la barbilla de forma brusca y lo atrae hacia a el- Y lo harás de una forma u otra- Amenazo mientras metía su mano por la apertura de la Yukata del chico y este al sentir su mano se aleja del tipo de forma rápida mientras salían lagrimas de sus ojos- Sabes que ese método tardaras años en pagarme, con tu cuerpo solo seria cuestión de meses- El chico no hablo solo se limito a mirarlo con miedo- Nos vemos gatito- Se relamió los labios y salió de la pequeña habitación mientras los espectadores reían y otros pitaban el hecho que uno de los socios mas importante del bar no le haya hecho nada al chico- Bueno querido publico, empieza la subasta, ¿quien da cien dólares por el chico? recuerden que es virgen- Todos se emocionaron al escuchar esa propuesta.

Gennai comenzó a asustarse más al escuchar como su tortura comenzaba- No, por favor ayúdenme, ¡¡¡ayúdenme!!!- Gritaba desesperado mientras golpeaba el vidrio del lugar y por mas que trataba no cedía a romperse, rogaba a todos que lo ayudaran a salir de ese lugar pero las personas solo se divertían viendo su sufrimiento- Por favor, ayúdenme- Rogó por ultima vez mientras se daba por vencido y se dejaba caer por el vidrio hasta que escucho la ultima palabra de Zakuma.

-Ok, vendido al señor del sombrero- Algunos de los presentes estaban disgustados y resignados otros estaban emocionados por la segunda fase de la subasta- Como todos saben la segunda fase de la subasta no se las explicare- Bajo del escenario mientras se podía apreciar el rosto pálido de Gennai a través del vidrio sonrió por lo que vendría  mientras el ganador de la subasta empezaba a acercarse Zakuma empezó a quitarse la camisa y la correa del pantalón blanco que cargaba puesto, cuando estaba por entrar a la pequeña habitación se acerco otro hombre de aspecto miserable quien venia con nervios y algo emoción en sus ojos se acerco al que había comprado a Gennai.

-Señor Zakuma… etto… recuerde… recuerde nuestro trato- Hablo de forma tímida.

-Tranquilo, no lo he olvidado- Sonrió con malicia mientras hacia señas a uno de sus guardas espaldas y este llego- Dale el dinero acordado- El hombre abrió los ojos de emoción y el guarda le entrego dos paquetes de dinero- ¿Sabes una cosa? No se quien de los dos es mas codicioso, si tu por haberme vendido a tu mujer y ahora tu hijo o yo por comprar a ambos en tan alto precio- Rió con ganas- No importa quien lo sea mas, lo importante es que ahora tengo al chico lastima lo de su madre pero me conformo con el por el momento- Dejo al padre de Gennai para disponerse a entrar en la habitación de este- No abras la puerta hasta que yo te lo diga y no dejes que nadie entre solo al ganador de la subasta, recuerda lo que le paso al guardia anterior, me refiero al que dejo escapar al niño- Amenazo con malicia, el guardia solo asintió y dejo entrar a su jefe a la habitación donde estaba un asustado Gennai y cerro la puerta tras el.



Mientras tanto Litaciely trataba de poner al tanto a Aki- Gennai vive en una pesadilla todos los días y esa pesadilla se agravo cuando su madre murió, el hombre que lo persigue se llama Zakuma o al menos así es como se conoce, pertenece a la mafia y obtiene todo lo que quiere y entre todo lo que quiere se encuentra Gennai.

-¿Porque no llaman a la policía y lo denuncian?

-Zakuma tiene a todo el mundo bajo sus pies inclusive la policía, no importa a quien vayas todos están comprados por el, los pocos policías que no se han comprado le tienen miedo porque no seria la primera vez que Zakuma saca a alguien de su camino, es intocable.

-Si es así, ¿como pretendes rescatar al chico?

-Zakuma solo es intocable por la policía, es todo lo que te puedo decir-
Mira a Gray por el espejo retrovisor y este sonríe divertido- ¿Gray tienes todo listo?

-Claro My Lady, todo listo llegaremos en unos minutos- Aki solo observo a los jóvenes un tanto pensativo.

-Si tienen todo listo ¿que hago yo aquí? ¿para que me necesitan?

-¿Eres doctor no?-
Aki la miro con frialdad- No me mientas se que eres doctor retirado pero seguro que aun sabes como colocar una bandita adhesiva en una herida, por ahora solo necesitare de tus conocimientos de medicina, muchos de los chicos no vivirán pero por lo menos quiero salvar a todos los que sea posible- El rubio miro hacia otro lugar meditando un poco- Gennai seguro te necesitara- También miro hacia el otro lado.



Mientras tanto Gennai miraba con horror al hombre que acababa de entrar a la pequeña habitación, esta solo contaba con una cama grande y muchos cojines de seda fina al igual que las sabanas de la cama, también tenia varias cámaras y por todo el bar había pantallas donde se podía ver todo lo que pasaba en esa habitación.

-¡¡¡Ayúdenme!!!- Grito con todas sus fuerzas pero a pesar de que se podía escuchar los gritos de Gennai en todo el bar nadie se acercaba para ayudarlo por lo contrario se excitaban y muchas de las parejas presentes comenzaron a tener sexo frentes a todos empezando así una orgia- Que alguien me ayude- Susurro para sí al ver a las personas del bar.

-Nadie te va ayudar gatito- Se relamió los labios con lascivia, Gennai se levanto del suelo y se alejaba lo mas que podía del aquel espeluznante hombre- No me tengas miedo, seré bueno contigo- Se acercaba mas tratando de acorralar al chico en una esquina de la habitación.

-Aléjate- Trato de gritarlo pero solo salió un susurro de sus labios.

-Vamos, se que es tu primera vez, te tratare bien para que cuando te toque con tu comprador no te duela tanto, el no será tan paciente como lo seré yo contigo- Lo termino de acorralar en la esquina de la habitación, Gennai no sabia que hacer no tenia escapatoria el hombre solo lo tomo de la barbilla bruscamente y lo acerco a el- Ahora empecemos con algunos mimos- Sonrió con malicia mientras lo besaba eufóricamente y Gennai trataba de quitárselo con todas sus fuerzas pero no era suficiente, el beso se profundizaba mas mientras que las personas del bar al ver la escena gritaron de emoción y siguieron en agitación de la fiesta.

-¡¡¡Suéltame!!!- Logro zafarse del tipo, este lo dejo libre y el chico corrió al otro lado de la habitación con la respiración agitada, con la manga de la yukata se limpia los labios rojos producto del beso forzado- Déjame por favor, haré cualquier cosa menos esto- Sus lagrimas caían por sus mejillas pálidas arrastrando con él el maquillaje que le habían puesto.

-No, no, no mi lindo gatito pelirrojo- Movió su dedo índice de un lado a otro- Hubiese aceptado tu propuesta antes de que te escaparas y desaparecieras del mapa pero ahora no, si tu madre siguiera con vida lo pensaría un poco pero seguramente los hubiese tenido a los dos en mi cama- Rió descaradamente mientras el publico reía por la ironía de del hombre- Pero lamentablemente las cosas no ocurrieron así y ahora te tengo para mi, a partir de hoy yo seré tu dueño y tu mi lindo gatito pelirrojo, harás lo que te pida y estarás con quien te diga, tu libertad esta en mis manos nadie podrá rescatarte solo la muerte te librara y aun así yo te librare de ella, tu vida es mía y yo decido tu muerte ni siquiera te dejare elegir eso- Sonrió victorioso mientras a Gennai el corazón le latía a mil por hora cada palabra que salía de los labios de ese hombre eran como dagas clavadas en su pecho, ni siquiera se le permitía morir.

-¿Por que?- Susurro para sí y las lagrimas caían en raudales, el hombre se le acerco con pasos firmes y elegantes mientras miraba al publico y este le aplaudían y celebraban su victoria pues el chico no se resistió mas- Ni siquiera se me esta permitido morir- Se repetía en su mente derrotado.

Zakuma se acerco al chico y este estaba tan absorto en si mismo que no lo vio venir, estaba tan resignado a su destino que no se resistía, solo se dejaba llevar, vio como todo su futuro se hacia polvo frente a el, ya no tenia futuro, su pasado era un asco y ahora su presente era una pesadilla, Zakuma agarro las manos del chico y las aprisionó sobre la pared encima de su cabeza, el cuello del chico se podía apreciar ya que la yukata se le había abierto, comenzó a besarle el cuello desde el lóbulo de la oreja hasta bajar cerca de su pecho, estuvo así un rato pero le incomodaba esa posición así que agarro a Gennai por la cintura sin dejar de besarlo hasta llegar a la cama donde lo acostó y se posiciono sobre él abriéndole la yukata hasta la cintura, pero Gennai solo estaba perdido en si mismo, mientras que Aki, Litaciely y Gray venían en camino.
avatar
Yuujiro

¿posición sexual? : Uke
Semilla : Ligera
Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 28/09/2013
Edad : 21

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La ultima oportunidad de Amar

Mensaje por Yuujiro el Jue Dic 26, 2013 6:25 pm

Capitulo 10: El amor de una Madre  


Mientras que Zakuma degustaba a Gennai de forma lenta disfrutando de cada centímetro de la piel del chico este recordaba su vida, o más bien dicho recordaba el comienzo de su pesadilla.

Recuerdo:

-¿No hay otra opción Numa?- Pregunto preocupada su esposa pues no podía creer lo que su esposo le estaba diciendo, lo miraba como buscando algo de esperanza pero no veía ninguna.

-¡¡¡No hay otra opción, Clarisa!!!- Le grito estando un poco ebrio, la mujer abrazo al pequeño con algo de miedo ya que solo tenia 2 meses de edad- Si ese mocoso no hubiese nacido- Lamento mirando a su hijo con cierto odio.

-Yo quería que naciera- Dijo con firmeza mientras lo miraba- Es lo único lindo que tenemos- Sonrió y miro a su esposo, este solo gruño y miro a un lado.

-En estos momentos no necesitamos nada lindo, solo necesitamos dinero, no somos de este lugar, la suerte no nos sonríe- Toma un trago acabando la botella de licor- Increíble ya no tengo nada- Tira la botella a un lado- ¿Por que saliste embarazada? ¿Por que no lo diste en adopción? ¿Por que te empeñaste tanto en darle la vida?, hubieses dejado que muriera así estaríamos un poco mejor, ahora tenemos deudas incalculable por tu culpa.

-También es tu hijo-
La mujer solo comenzó a llorar, ¿por que  el no la entendía? ¿A caso no sabe que el amor de una madre es mas fuerte que una corriente?- No lo sabes- Susurro al ver el desprecio de su esposo hacia su único hijo nacido.

No era la primera vez que salía embarazada pero su matriz era muy débil para dejar crecer a un bebé, después de varios intentos y de verse muy mal en cada embarazo logro al fin quedar en cinta, estaba muy emocionada pues no solo había quedado en cinta sino que también eran gemelos, los meses pasaban y cada medicina era costosa pues sino sus bebés estaban en riesgo de morir, el esposo de ella, Numa, al verla tan insistente en tener a los niños que le quito dinero prestado a Zakuma, al principio este le dijo que no le devolviera el dinero que solo quería una cosa de el pero le diría con el tiempo, Numa tan emocionado y cegado por la cantidad de dinero que le prestaría no pregunto mas por las condiciones y ni ese “algo” que el quería, Zakuma se hizo cargo de la Clarisa durante todo el embarazo.

Si tan solo hubiese sabido lo que pretendía ella no hubiese aceptado o hubiese buscado alguna otra solución aunque de igual forma abría aceptado la condición con tal de salvar a sus hijos aunque solo logro salvar a uno de ellos, por ahora solo recordaba ese instante.

-No, no puede ser- Lloraba desconsolada en la camilla del hospital.

Zakuma se le había acercado al verla llorando después de la revisión- ¿Clarisa que sucede?

-Uno de mis bebés murió en mi vientre… sino… sino lo sacan mi… mi otro bebé morirá- El hombre se le acerco y la abrazo- No se que hacer Zakuma, no quiero que mi otro bebé muera también.

-Tranquila, hablare con los doctores y vemos que solución hay pero ya deja de llorar ¿si?
- La mujer se tranquiliza un poco al escucharlo pues ahora tenia la esperanza de tener al menos un bebé vivo aunque eso no evitaba que estuviera triste por el otro que había fallecido- Yo me hago cargo de todo los gastos, tu tranquila- La consoló con sus palabras.

-Esta bien- Abrazo al hombre y este sonrió con malicia, pues ya tenia lo que quería.

Ese mismo día operaron a la madre de Gennai y sacaron de su vierte a su bebita muerta, la madre del chico se las vio muy mal después de eso pero lucho hasta el final así poder tener Gennai, aunque había nacido el chico nació con asma lo cual era un niño de mucho cuidado, ya había pasado dos meses desde su nacimiento y Zakuma pasaba factura de su “generosidad”, Clarisa tenia que convertirse en la mujer de Zakuma o le quitaría a su bebé y no lo vería nunca mas en su vida, así que la madre al no querer separarse de único hijo acepto vivir con Zakuma, Numa acepto porque le debía mucho dinero a Zakuma y este le dijo que sino le daba a su esposa lo mataría, Clarisa era una chica joven y muy hermosa y Gennai había sacado la fisionomía de su madre, a la final Numa termino trabajando para Zakuma también. A pesar de todo Zakuma trataba bien a Clarisa o por lo menos los primeros meses, pagaba cada tratamiento de Gennai, al cabo de un año del niño la amabilidad de Zakuma acabo.

Zakuma había llamado a Clarisa a su despacho para darle una noticia que llenaría su vida de pesadilla- Clarisa, esta noche serás la dama de compañía de Diego- Le informo con tranquilidad

-¿Por que? Tú no puedes decidir por mi, acepte ser tu mujer no tu esclava sexual de la cual podrás prestar a tus amigos.

-Desde el momento que aceptaste ser mi mujer te convertiste en mi esclava-
Sonrió con malicia- Ya sabes lo que pasara sino aceptas, no veras a tu hijo nunca mas- Le volvió a recordar esa amenaza que la mantenía al lado de ese hombre.

-No te permitiré eso- Le dijo con firmeza aunque por dentro moría del miedo.

-Eso crees tu, Diego esta mas interesado en tu hijo que en ti, si tu no vas, el vendrá por el chico, tu decide quien de los dos ira- Sentencio y salio del lugar, la mujer no podía evitar llorar pero tenia que ser fuerte así que fue a que su hijo e hizo las maletas para escapar con el, pero ya Zakuma había dado la orden de que ninguno de los dos salieran de la mansión, había tratado de salir por las varias puertas de esa mansión pero a la final no lo había logrado así que la llevaron ante Zakuma.

-¿Donde esta Gennai? ¿Donde lo tienes?- Grito desesperada pues la habían separado de ella cuando trato de salir, en esos momentos estaba en su alcoba y Zakuma la había ido a visitar allí, le había enviado chicas para que la atendiese y la arreglasen de forma elegante para Diego.

-Por ahora esta bien, ahora sígueme y no trates de escapar porque no respondo por tu hijo- La mujer lo siguió hasta que llegaron a la habitación de Gennai y allí lo vieron con Diego lo cual horrorizo a Clarisa.

-Suelta a mi hijo- Lo miro con seriedad mientras se le acercaba pero el hombre se levanto con un Gennai dormido en sus brazos vestido como una niña, lo acomodo con mucho cuidado sobre su pecho desnudo ya que se había desabrochado su camisa pero aun conservaba sus pantalones y zapatos, solo vio a la madre y con una sonrisa comenzó a jugar.

-No te desesperes “mami”- Hablaba la con voz fingida de un niño- El tío Diego no me ha hecho nada, solo me puso este lindo vestido, ¿no me veo lindo?- Miro a Clarisa y esta miro con horror al hombre que tenia a su hijo y no podía acercarse a el porque los guardaespaldas del mismo se lo impedía.

Zakuma solo se dirigio a Clarisa con tranquilidad- Ya te lo dije querida, el esta mas interesado en tu hijo que en ti, pero logre llegar a un acuerdo ya que sino lo hacia el vendría por el y se lo llevaría a la fuerza sin que yo pudiese hacer algo, ya sabes que las relaciones de negocios están por encima de todo, tu decide, quien de los dos le hará compañía esta noche- Le susurra en el oído dejándole un beso en el mientras que la madre de Gennai lloraba por la crueldad de ambos.

De esta manera comenzó la pesadilla de Clarisa madre de Gennai y cuando el pequeño tuvo consciencia de lo que pasaba paso a ser su pesadilla también pues le dolía saber que su madre estaba con infinidades de hombres y hasta mujeres por causa de el, ya que ella nunca permitiría que alguien se acercara a su pequeño niño para hacerle ningún daño.

-Mamá- Susurro y unas lagrimas salieron de sus ojos verdes.

Zakuma limpio sus lágrimas con sus manos- Preferiría que me llamaras amo- Sonrió con malicia al ver las lagrimas del chico luego empezó a besar el camino que ellas dejaron en su rostro.
avatar
Yuujiro

¿posición sexual? : Uke
Semilla : Ligera
Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 28/09/2013
Edad : 21

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La ultima oportunidad de Amar

Mensaje por Yuujiro el Jue Ene 02, 2014 9:36 pm

Capitulo 11: Vine por ti


-¿Falta mucho por llegar?- Pregunto Aki un poco desesperado pues no le gustaba como pintaba el panorama, lo que se armaría en una vez que llegasen seria una guerra entre bandas y todo el mundo sabe que las guerras entre banda nadie estaría a salvo y menos un chico como Gennai.

-Llegamos- Anuncio Gray estaciono el auto y un grupo grande de jóvenes y adultos se les acercaron, salio del auto y le abrió la puerta a Litaciely para que saliera.

Se le acerca un chico alto de cabellos negro con suma tranquilidad como si fuesen a ir a una fiesta infantil- Aquí Max reportándose jefa, estamos a su disposición, usted dirá- Le hizo una reverencia mientras las demás personas hacia lo mismo, Aki salio y observo a cada uno de los presentes.

-¿Estos son tus pandilleros?

-No-
Miro con gracia la chica a Aki- Son mis amigos y nos ayudaran en esta misión- Luego se dirigió al grupo- Iremos a la boca del lobo chicos, hoy nos enfrentaremos a Zakuma, ¿están listos?

Tanto Max como los demás pandilleros sonrieron muy emocionados- Mas que listos- Sonrió con malicia mientras mostraba sus armas y otro chico llegaba con unos chalecos antibalas.

-¿Quien es el?

Gray fue el primero en contestar mostrando sus blancos dientes en una sonrisa divertida - Sera nuestro Doc- Mientras tanto Gennai aun no reaccionaba a lo que pasaba en el bar.


Zakuma aun seguía sobre el bastante excitado y pretendía que Gennai estuviese igual- Vamos… quiero que gimas mi nombre… mmm… excítate también- Le decía con voz algo ronca, se desabrocho los pantalones y termino de desvestir a Gennai una vez hecho esto empezó a besar el abdomen del chico y dejar pequeñas marcas en su blanca piel, a pesar de todo el chico no reaccionaba, aun estaba en sus pensamientos y esto molesto a Zakuma el cual le dio una bofetada para ver si el chico al menos lo mirara con miedo- Vamos, no me hagas ser rudo contigo gatito pelirrojo- Lo regaño pero no reacciono ante eso, así que el hombre hizo señas y el hombre del sombrero que había ganado la subasta y este asintió- Déjalo entrar Jimmy- El guardia obedeció y dejo entrar al sujeto- ¿Quieres divertirte conmigo?- Pregunto sonriendo con malicia.

-Claro- Rió con fuerza mientras comenzaba a quitarse la camisa y desabrochar el pantalón para luego subirse a la cama y tomar el lugar de Zakuma, Gennai al escuchar al nuevo sujeto y sentirlo sobre el por inercia lo observo y abrió los ojos al máximo al reconocerlo cosa que no pasa desapercibido por el nuevo- Me alegra que me reconozcas, soy yo, tu tío Diego- Rió triunfante.

-No- Susurro del miedo y es que no podía creer que después de tantas cosas ese hombre aun seguía detrás de el.

-Si, y sabes que por fin te haré mío, la ultima vez te nos escapaste, me dejaste caliente… pero esta vez no te escaparas- Rió con suma victoria, el chico trato de zafarse pero no pudo porque Zakuma le agarro los pies y Diego le sostenía de las muñecas- ¿Que parte de “No te escaparas”  no entiendes?- Lo agarro con mas fuerza.

-No, por favor- Sus lágrimas salían a raudales mientras que el miedo aumentaba al máximo.

-Suplícame, que eso me hace sentir mas excitado aun- Y sin decir nada mas comenzó a besar el cuello del chico salvajemente dejándole marcas y mordidas en el de forma muy notables, mientras que el chico gritaba desesperado tratando de quitarse al hombre de encima- Ya te lo dije, serás mío- Se posiciono entre las piernas del pelirrojo y este puso sentir el miembro excitado del otro sobre su propio miembro.

-No, por favor, ¡¡¡ayúdenme!!!- Gritaba con más desesperación en eso Diego soltó la mano del chico y metió y saco del bolsillo de su pantalón una pastilla blanca la sostuvo en sus labios y volvió agarrar la mano que había soltado el cual luchaba para que lo liberara.

-Esto te hará sentir mejor- Hablo entre sus labios, coloco las manos de Gennai sobre la cabeza del mismo impidiendo que el chico la moviera, una vez hecho esto se acerco a los labios de el y le dio un beso donde aprovecho para darle la pastilla que había sacado y con su lengua lo empujo dentro del pelirrojo hasta que la trago.

-Ya déjame- Lloraba con mas fuerza asustado por no saber lo que había tragado pero tenia sus sospechas ya que no fue la primera vez que le hacia algo así.

-No lo haré.

-¡¡¡Ayúdenme!!!!, se lo suplico-
Pero nadie ayudaba, hasta que se empezó a sentir cansado y todo le daba vueltas por segunda vez ese tipo lo había drogado- Ayúdenme- Repitió un poco ido.

Zakuma solo rió al ver al chico en esas condiciones- Nadie te ayudara, no tienes a nadie, no tienes amigos que te ayuden resígnate a ser nuestra marioneta.

-Jajaja, pobre chiquillo sin nadie que lo ayude esta vez-
Rió victorioso- Serás mío- Agarro las muñecas de Gennai con una mano mientras que con la otra trataba de bajarse el pantalón para liberar su miembro.

-Por favor no- Cerro los ojos, ¿es que nadie lo rescataría? ¿Es verdad que no tenia amigos?- Mentira, si tengo amigos- Se decía a si mismo- Ellos vendrán… el no permitirá que muera, el no lo dejaría- Se recordó cuando vio a Aki por primera vez en el hospital y en su mente retumbo esas palabras cuando lo encontró por segunda vez en medio de la lluvia donde solo quería morir “Ya deja de llorar los hombres no lloran… ¿porque no querría morir?... Porque tu también tienes a alguien que no te dejara hacerlo”- Aki- Movió los labios- Aki- Susurro mas fuerte.

-¿Que dices?- Diego se detuvo para escucharlo.

-Aki- Volvió a susurrar un poco mas fuertes que antes.

-¿Aquí, que?- Soltó una de sus manos como la vez anterior pero esta vez la coloco entre las entrepiernas del chico- ¿Aquí?... quieres que ya entre “aquí”- Rozo la entrada del pelirrojo.

-¡¡¡AKI VEN POR MI!!!- Grito con todas sus fuerzas, con todo lo que sus pulmones le permitieron, Zakuma y Diego solo rieron hasta que sus risas fueron interrumpidas por un disparo.

-Aquí me tienes, vengo por ti- Dijo Aki de forma seria cargando un arma en sus manos de la cual salía humo dando a entender que el disparo había salido de ella.

-Aki- Sonrió aliviado mientras que las lagrimas caían de sus ojos verdes.

Zakuma al ver a Aki empezó a dar ordenes- Mátenlo- Pero en eso vio como había personas infiltradas en su antro pues Aki no era la única cara desconocida que veía en el lugar.

Gray no se hizo esperar y miro a Zakuma- ¿Me recuerdas?- Sonrió con alegría mostrando sus blancos dientes a todo dar- Que comience la fiesta- Disparo hacia el vidrio donde estaba Zakuma y noto como no se quebró, a partir de ese instante todo el mundo saco sus armas para matar a sus enemigos de una vez por todas.
avatar
Yuujiro

¿posición sexual? : Uke
Semilla : Ligera
Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 28/09/2013
Edad : 21

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La ultima oportunidad de Amar

Mensaje por Yuujiro el Dom Feb 23, 2014 2:55 am

Capitulo 12: Huida


Los disparos iban y venían de todas partes, los cuerpos caían ensangrentados, unos muertos y otro cerca de estar en el infierno, Gray y su grupo de pandilleros como lo llamaba Aki se sentían en Disney, Zakuma y Diego no daban crédito a lo que sus ojos veían, ante ellos estaba Gray y su “ama” Lita como el la conocía.

Zakuma al ver todo se dirige a su subordinado- Yimy prepara el auto, nos vamos- Le ordeno mientras agarraba su camisa mientras que Diego aun seguía sobre Gennai- Ya deja al chico, solo llevémoslo y mas tarde haz lo que quieras con el.

-Solo quiero una probadita-
Coloco su miembro en la entrada de Gennai y este al sentirlo comenzó a gritar, trataba de moverse pero el hombre era mucho mas fuerte que el y mas ahora que lo había drogado- Solo una probadita- Sonrió mientras se acerco a los labios del chico y lo devoraba con fiereza hasta el punto de hacer sangrar al chico por la boca, trato de entrar en el pero fue interrumpido.

-Aléjese del chico- Hablo Yimy mientras lo apuntaba con un arma.

Zakuma no daba crédito de lo que pasaba al ver su propio guardaespaldas apuntándoles- ¿Que haces?

-¿Tu que crees?-
Miro a Diego- ¡¡¡Ya déjalo!!!- Le disparo en la pierna y este se quito de encima del chico por el dolor causado por el disparo, en eso entra Aki y Gray.

-Ahora ustedes dos se alejaran del chico y se colocaran en la pared- Sonrió Gray con malicia mostrando la emoción de tenerlos tan cerca, mientras tanto Aki se acerca a Gennai.

-Gennai… Gennai- Lo mueve un poco.

-Viniste por mi- Susurro el más pequeño casi ido, Aki solo lo abrazo y tomo las sabanas para envolver al chico con ellas para taparle la desnudez.

-¿Como esta?- Pregunto Gray sin quitar la vista de Zakuma y Diego.

-Está drogado- Se limito a contestarle pues quería estar seguro de cómo estaba realmente.

Yimy al escucharlo solo se limito a disculparse- Lo siento, no pude hacer nada antes- Se disculpo, Aki agarro al chico y lo cargo en sus brazos.

-Dispárale en la rotula de cada rodilla, con eso me sentiré mejor- Les dijo antes de abandonar la habitación con Gennai y un grupo de chicos armados esperaban por Aki para cubrirlo y salir del lugar.

-Buena idea Doc- Rió Gray con fuerza pues sabia que un disparo como eso en las rodillas los dejara paralíticos de por vida.

-Ok- Acepto Yimy Solo se escucharon cuatro disparos en esa habitación sumado por las voces se Zakuma y Diego quienes maldecían y escupían amenazas contra todos ellos.

A los pocos minutos se escuchaban las sirena de las patrullas policiales, todas las personas que lograron escapar lo hicieron incluyendo los pandilleros de Litaciely, estos se montaron en sus autos llevándose a todos los heridos e inclusive a sus compañeros caídos y se marcharon del lugar, prendieron fuego al antro dejando a Zakuma y a Diego encerrados dentro de su habitación blindada.

-¿El esta bien?- Pregunto Litaciely al ver a Gennai dormido en los brazos de Aki, estaba sangrando por la boca, tenia moretones, rasguños y mordidas por todo el cuerpo, temió lo peor al verlo desnudo.

-Esta con vida y eso es lo que mas importa, luego me encargare de lo demás- Contesto Aki con tranquilidad pero por dentro estaba tan asustado como todos, pues ahora seria prófugo de la ley gracias a Lita y a Gray.

Todos los autos salieron hacia la ciudad cada uno por un camino distinto para no ser perseguido por la policía que al ver los autos salir del lugar de los hecho siguieron a varios de ellos, el auto donde iban Aki, Gennai, Lita, Yimy y Gray fue unos de los pocos que no fue perseguido pero aun así tenia su peligro.

Mientras huían Litaciely habla por teléfono de forma tranquila- Tranquilo papá estoy bien, ando con Gray y unos amigos- Sonó normal- No te preocupes pronto llegaremos al centro comercial allí estaremos a salvo de esos matones… ok, también te quiero adiós- Le dio un beso por teléfono celular y tranco- Estuvo cerca- Suspiro de alivio cosa que Gray no paso desapercibido.

-Me pregunto como reaccionaria su padre si se enterara de la verdad- Sonrió con tranquilidad.

-Me manda a la cárcel ya que “La ley entra por casa y soy un policía justo”- Imito la voz de su padre- Rayos, tengo una vida dura- Luego mira a Gennai en brazos de Aki- Pronto llegaremos a la Base allí atenderemos a todos- Dijo con seriedad, luego hizo otras llamadas para luego colgar- Gray, Yimy- Ambos miraron por el espejo retrovisor- Primero se atenderán los mas graves y luego los demás- Mira a Aki- Señor Aki, me gustaría que se encargara de Gennai y de los que están muy graves, le parece?.

-Haré lo que pueda-
Llegaron a la “Base” la cual se trataba de un edificio de apariencia descuidada por fuera, estaba localizada en la parte mas pobre de la ciudad donde la ley no llega, solo la justicia hecha por las propias manos, estacionaron el auto y salieron de el, Gray se quedo para terminar de acomodarlo y recolectar información sobre los otros autos que había de llegar allí con mas heridos- ¿Esta es tu Base?- Miro el lugar, por fuera parecía una pocilga pero por dentro era otra cosa.

-Si, pónganse cómodos- Abrió las puertas y se podía ver varias personas corriendo de un lugar a otro atendiendo a los heridos en varias de las habitaciones- Esto era un hotel cinco estrella, el dueño lavaba dinero y por eso cerraron, la comunidad le pidió al gobierno que le diesen este lugar para construir un hospital, con el tiempo todos fueron renunciando por falta de insumos y de pago al personal hasta que nosotros lo tomamos, se ha convertido en nuestra “Base” la comunidad nos apoya aunque están muy claros que nuestros actos no son los mas honrosos- Sonrió apenada por eso, los guió hasta una habitación grande donde estaban varios heridos, unos muy graves y otros no tanto- En esta camilla estará bien- Le indico a Aki y este acostó a Gennai- ¿Que necesitas?

-Una enfermera- Hablo por primera vez en todo el rato.

-Ok… ¡¡¡Laura!!!- Llamo a una chica pelinegra de cabellos cortos vestida de negro pero con una bata blanca por encima- Ayuda al Doctor Aki en lo que puedas ¿vale?

-Como mande señorita-
Le hizo una reverencia y esto le extraño a Aki, después le preguntaría porque tanto respeto hacia Litaciely- Dígame ¿en que le puedo ayudar?- Pregunto a Aki.

-Necesito un botiquín de primeros auxilio, sabanas limpias, suero por vía intravenosa y algunas jeringas- La chica lo observo mientras anotaba todo y se fue a buscar cada una de las cosas que el Doctor Aki le había pedido.

El transcurso de la tarde Aki se la paso atendiendo a Gennai y a varios de los heridos, muchos de ellos de saco balas incrustadas en sus cuerpos, otros los suturaba, ese día salvo mas vidas de la que podía haber salvado en un hospital durante un fin de semana sangriento como le solían decir a esos días de trabajo duro en la parte de emergencia, el reloj marcaba las 10:42 de la noche que fue cuando Aki logro descansar un poco y a su lado llego su nueva enfermera Laura con una taza de café el cual el agarro y bebió su contenido con algo de tranquilidad.

-¿Esta bueno el café?- Pregunto para hacer algo de conversación y así relajarse un poco ya que venia la parte mas dura de todo el trabajo, velar por las heridas de los pacientes y estar atento ante cualquier emergencia nocturna.

-No está mal- Se limito a responder pero en verdad en ese momento extraño el café de Gennai- No pareces enfermera.

-Me gradué de enfermera, luego empecé mi carrera de doctora me falto un semestre para graduarme-
Sonrió con cierta nostalgia.

-¿Porque no te graduaste?

-Por él-
Sonrió mientras señalaba a un niño de 6 años dormido en un sofá- No me arrepiento de nada- Continuo tomando su café, en eso llega Gray y Litaciely- Todo listo por aquí Señorita- Sonrió con energía.

-Me alegra mucho, si quieres descansar hazlo, ha sido un día muy duro, gracias por ayudar- Sonrió.

-De nada señorita, llámame cuando quieras, de todos modos estaré dando mi vueltita por estos lares- Dejo la taza de café en una mesa de noche y se acerco al sofá para llevarse a su pequeño- Nos vemos Doctor Aki, fue todo un placer.

-Para mi también… colega
- Sonrió un poco, nunca se imagino decir esa palabra a alguien, la chica le sonrió y comenzó a caminar hacia el sofá en eso llega Gray y Aki lo mira- ¿Hasta cuando ocultaras esa herida?- Pregunto con tranquilidad tomando un sorbo de su café, Grey al escucharlo abrió un poco los ojos y su sonrisa se amplio de forma divertida.

Litaciely al escuchar a Aki miro a su guardaespaldas- ¿Gray estas herido?- Lo mira de inmediato en tono de reproche.
avatar
Yuujiro

¿posición sexual? : Uke
Semilla : Ligera
Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 28/09/2013
Edad : 21

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La ultima oportunidad de Amar

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.